líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las redes sociales envenenan la salud mental de las niñas a edades más tempranas que los niños

Social Media MarketingA las niñas las redes sociales les afectan antes que a los niños

A ciertas edades las redes sociales pueden afectar a la salud mental de los niños

Las redes sociales envenenan la salud mental de las niñas a edades más tempranas que los niños

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En las redes sociales las niñas están expuestas a eventuales problemas de salud mental a edades más tempranas que los niños.

Las redes sociales clavan tarde o temprano sus ponzoñosas garras en los más pequeños de la casa, pero afectan al bienestar de los niños y las niñas a edades diferentes (siendo las segundas las que más pronto caen potencialmente en sus pérfidas redes).

De acuerdo con un estudio publicado por Nature Communications, las niñas que aumentaron el tiempo invertido en las plataformas 2.0 entre los 11 y los 13 años dieron cuenta de un menor índice de satisfacción vital un año después. En cambio, en los chicos esta tendencia no aflora hasta que llegan a los 14 o 15 años.

La investigación concluye que no hay un vínculo directo entre las redes sociales y el bienestar a otras edades, excepto a los 19 años, cuando el incremento en el uso de las plataformas 2.0 va igualmente seguido de una abrupta caída en la satisfacción vital de ambos sexos.

«Hemos determinado que hay ciertas edades (diferentes en función del sexo) en que las redes sociales son capaces de predecir de manera particularmente sustancial la satisfacción vital«, explica Amy Orben, psicóloga experimental de la Universidad de Cambridge y autora principal del informe.

Los investigadores se embarcaron en el estudio con el último objetivo de determinar si el aumento en el uso de las redes sociales juega o no un rol determinante en la agudización de los problemas de salud mental entre los más jóvenes.

Según la organización no gubernamental Young Minds, el número de niños con edades comprendidas entre los 5 y los 16 años que padecen problemas de salud mental se ha incrementado un 50% en el periodo comprendido entre 2017 y 2021.

Es importante que los más jóvenes se zambullan en las redes sociales con cautela y que estén al tanto de los peligros agazapados en sus entrañas

Orben y sus colegas pusieron bajo la lupa datos de 84.000 personas oriundas de Reino Unido de entre 10 y 80 años que tomaron en los estudios «Understanding Society» o “Millennium Court». Ambos informes capturan información específica sobre la salud mental y el bienestar de las personas y el uso que hacen de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp.

El informe concluye que a determinadas edades el aumento en el uso de las redes sociales se traduce en menores índices de satisfacción vital justo un año después. Así y todo, de la investigación no puede colegirse en todo caso a que las plataformas 2.0 sean realmente nocivas para el bienestar. En ellas hay, eso sí, «ventanas de vulnerabilidad» que se abren en momentos diferentes para los niños y las niñas.

Las conclusiones de la investigación están en línea con los resultados de otros estudios, que concluyen que los ratios de depresión al alza entre las chicas están emparentados de manera muy estrecha con el aumento del tiempo invertido en las redes sociales, el ciberacoso y la mala calidad del sueño.

Sarah-Jayne Blakemore, coautora del estudio y psicóloga de la Universidad de Cambridge, enfatiza que es útil establecer una serie de reglas sobre el momento en que los niños pueden conectarse a las redes sociales para que estas plataformas no interfieran en su sueño y otras actividades. Es asimismo esencial educar a los más pequeños de la casa para que estén al tanto de la amplísima miríada de problemas con los que pueden eventualmente toparse en las redes sociales (la presión social, por ejemplo).

«Las niñas parecen ser más sensibles al impacto de las redes sociales a edades más tempranas que los niños, lo cual puede deberse a que en ellas los procesos madurativos acontecen también antes», señala Holly Scott, psicóloga de la Universidad de Glasgow, en declaraciones a The Guardian.

«Es importante tomarse la molestia de comprender desde un punto de vista adolescente qué beneficios y qué desafíos hay agazapados en las redes sociales para analizar así de manera más profunda las oportunidades y los riesgos que supone para los más jóvenes estar conectados 24/7 a estas plataformas», recalca Scott.

 

"Camina por Ucrania" o cómo ayudar a los afectados por la guerra con nuestros pasosAnteriorSigueinteCasavo lanza su primer spot publicitario en España de la mano de la agencia italiana caffeina

Contenido patrocinado