Gente

SAP pone punto y final a la bicefalia en su dirección

Jennifer Morgan deja SAP y Christian Klein se queda en solitario al timón de la compañía

En plena crisis del coronavirus y solo medio año después de ocupar el cargo de coCEO en SAP, Jennifer Morgan ha decidido abandonar su puesto. Christian Klein será a partir de ahora CEO en solitario de la compañía.

sapEn plena crisis del coronavirus y solo medio año después de ocupar el cargo de coCEO en el gigante alemán del software SAP, Jennifer Morgan ha decidido abandonar su puesto.

De ahora en adelante el que era hasta ahora su colega, el también coCEO Christian Klein, dirigirá en solitario los designios de la empresa tecnológica germana.

Morgan, de 48 años, ha acordado con el consejo de SAP abandonar la compañía el próximo 30 de abril.

"Ahora más que nunca la situación actual exige a las empresas actuar rápido y con decisión a fin de contar con estructuras directivas lo suficientemente sólidas", apunta SAP en comunicado.

Morgan y Klein asumieron las riendas del mayor fabricante de software en tierras europeas en octubre de 2019 después de que Bill McDermott, su predecesor en el cargo, anunciara por sorpresa su renuncia.

La bicefalia en la dirección le ha durado a SAP apenas seis meses

En aquel momento SAP presentó la bicefalia en la dirección como la apuesta ideal para las características de la compañía. Pero ahora regresará a la fórmula de un único CEO para robustecer su liderazgo. Antes de que Morgan renunciara ella y Klein habían acordado que el doble liderazgo no era efectivamente el más adecuado para la empresa en estos momentos.

Klein, de 39 años, tiene ahora frente así la hercúlea tarea de liderar a SAP durante la grave crisis emanada del COVID-19. Así y todo, y pese a las dificultades, SAP se las ingenió para seguir llenando sus arcas y obtuvo unos beneficio de 811 millones de euros en el primer trimestre de 2020. Hace un año, y por primera vez en 17 años, la empresa alemana generó pérdidas valoradas en 108 millones de euros debido a la fuerte inversión de SAP en su propia reestructuración.

En cuanto a la facturación, SAP vio incrementados sus ingresos en un 7% hasta los 6.500 millones de euros entre enero y marzo de 2020. Con todo, y debido al pandemia, SAP ha tenido que revisar a la baja sus previsiones de cara al ejercicio de 2020 en su conjunto.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir