líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Domino's y Stranger Things quieren que pidas pizza con el poder (sobrenatural) de tu mente

Marketing y PublicidadImagen de la campaña "Mind Ordering" de Domino's

Domino's y Stranger Things hacen posible el milagro de pedir pizza con la mente

Domino's y Stranger Things quieren que pidas pizza con el poder (sobrenatural) de tu mente

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Coincidiendo con el próximo estreno de la cuarta temporada de Stranger Things, Domino's ha sumado fuerzas con Netflix para que los clientes de la cadena de pizzerías puedan pedir pizza con su mente.

Domino’s lleva trabajando durante años para sacarse de la chistera nuevos y revolucionarios sistemas a la hora de su pedir (en un santiamén y sin complicación alguna) sus sabrosas pizzas.

En su día la famosa cadena de pizzerías lanzó el entonces rompedor (y ahora totalmente mundano) Pizza Tracker, que permite a sus clientes estar al tanto del estatus de su pedido, pero en los últimos años Domino’s han ido un paso más allá y ha hecho que sea posible pedir pizzas con emojis, con Slack, con Facebook Messenger, con los televisores Samsung o con los altavoces inteligentes Amazon Echo.

La multinacional no ceja, no obstante, en su empeño y quiere ponérselo aún más fácil a sus clientes para pedir sus pizzas. Coincidiendo con el próximo estreno de la cuarta temporada de Stranger Things, Domino’s ha sumado fuerzas con Netflix para que los clientes de la cadena de pizzerías puedan pedir pizzas con su mente.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Colgándose del brazo de la agencia creativa WorkInProgress y el estudio de producción digital Unit9, Domino’s ha habilitado en su app tecnología de «eye-tracking» y de reconocimiento facial para que los fans de la marca sientan que pueden pedir su pizza favorita con su mente.

La colaboración entre Domino’s y Netflix, que se inspira en los asombrosos poderes telequinéticos de Eleven en Stranger Things, se forjó a principios de 2021. Por aquel entonces la cadena de comida rápida contactó por primera vez con Netflix para evaluar una posible colaboración de cara al estreno de la nueva temporada de Stranger Things.

Domino’s era consciente de que la famosa serie ya había cooperado previamente con marcas como Nike, Coca-Cola o Baskin-Robbins, por lo que se comprometió a alumbrar una colaboración verdaderamente única con Stranger Things.

«Puedes hacer cosas pequeñas, hacer cosas efectistas, no asumir riesgos o ir a por todas», explica Kate Trumbull, vicepresidenta senior de marca e innovación de Domino’s.

«Con nuestra campaña aspiramos a conectar con los más jóvenes y sus expectativas son siempre extraordinariamente elevadas, por lo que rehúyen de la publicidad más obvia y tradicional. Los jóvenes quieren que las marcas hagamos cosas verdaderamente únicas y experienciales. Y eso es lo que pretendemos precisamente con nuestra nueva función para pedir pizzas con la mente», señala.

La nueva y ambiciosa campaña de Domino’s se apoya en nuevas cajas para pizzas de inspiración retro y un spot de tres minutos de duración protagonizado por los actores de Stranger Things Caleb McLaughlin y Gaten Matarazzo y dirigido por el director nominado al Oscar Ted Melfi.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

El anuncio se filmó en las mismas localizaciones que la serie y utilizó también el mismo diseño de sonido, el mismo vestuario y el mismo equipo de Stranger Things.

«Netflix se involucró tanto como nosotros para impregnar la campaña de un tono lo más auténtico posible», enfatiza Jake Roberts, creativo de la agencia WorkInProgress. «Queríamos que el spot fuera casi como una escena eliminada de la serie», apostilla.

Los pedidos con la mente que Domino’s coloca bajo los focos en su nueva campaña no tienen por supuesto nada de sobrenatural y son posibles gracias a la tecnología y las «easy orders» almacenadas en la app de la marca.

 

La Generación Z no tiene nada que ver con sus predecesoras: el 'phygital', clave para atraerlaAnteriorSigueinteLa retención de talento, el principal reto de las empresas según sus directores de recursos humanos

Contenido patrocinado