líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Netflix detiene todas sus producciones audiovisuales en Rusia tras la invasión de Ucrania

Marketing y PublicidadUn portátil con unos cascos y el logo de Netflix.

La guerra de Rusia paraliza las producciones de Netflix

Netflix detiene todas sus producciones audiovisuales en Rusia tras la invasión de Ucrania

Berta Jiménez

Escrito por Berta Jiménez

The Walt Disney Company, Warner Bros, Sony, Paramount y Universal Pictures han anunciado igualmente que cancelan sus estrenos en Rusia por el momento.

La invasión rusa en Ucrania suma una consecuencia más en el panorama audiovisual. Netflix ha anunciado que paralizará toda su actividad de producción en Rusia, así como la adquisición de contenidos en este país. Fuentes internas de Netflix, citadas por la revista Variety, aseguran que la plataforma está «evaluando el impacto de los eventos actuales».

Este anuncio implica que las cuatro producciones originales en ruso que la plataforma tenía en marcha van a verse, por el momento, paradas. Entre ellas, destaca la serie Anna K, basada en la novela Anna Karenina, de Leo Tolstói, y Zato, un proyecto basado en la caída de la antigua Unión Soviética.

A principios de esta semana, Netflix ya avanzó que no cumplirá con la nueva ley audiovisual que debía entrar en vigor en Rusia el pasado 1 de marzo. Esta normativa obligaría al gigante audiovisual y otras compañías del sector a incluir una veintena de canales públicos contenidos de medios afiliados al Kremlin para poder operar en el país.

No obstante, Netflix se ha plantado ante esta normativa, que atañe, en principio, a las plataformas incluidas en el registro de servicios audiovisuales supervisado por Roskomnadzor, el regulador encargado de velar por las telecomunicaciones en Rusia. En esta lista se engloban todos servicios de streaming que cuenten con más de 100.000 (Netflix tiene en Rusia algo más de 1 millón de suscriptores desde que fuera lanzada hace poco más de un año).  

Boicot del sector audiovisual

Un gran número de empresas del sector tecnológico y audiovisual, en su mayoría estadounidenses, están dando la espalda a Rusia tras el estallido del conflicto. Ya el lunes The Walt Disney Company, Warner Bros y Sony anunciaron que no estrenarían sus nuevas películas en el país ruso como muestra de su condena a la guerra.

«Dada la actual intervención militar en Ucrania, con su incertidumbre y la crisis humanitaria que está teniendo lugar en dicha región, pondremos en pausa nuestros estrenos previstos para Rusia», declaró un portavoz de Sony.

También el estudio de Hollywood Paramount Pictures ha cancelado la distribución de películas en Rusia. En ese mismo sentido se ha pronunciado Universal Pictures, que ha sido el último gigante del entretenimiento en tomar esta decisión. «En respuesta a la actual crisis humanitaria en Ucrania, Universal Pictures ha pausado los estrenos que estaban planeados en Rusia», ha indicado en un comunicado esta compañía.

Así, los ciudadanos rusos se quedarán sin poder ver filmes como Morbius (Sony), Turning Red (Pixar), Belfast, Ambulance, The Bad Guys y Jurassic World (Universal), Ciudad perdida (Paramount Pictures) e incluso The Batman (Warner Bros), cuyo estreno estaba previsto en Rusia para este viernes.

Temas

Netflix

 

Los padres de este spot se lanzan a surfear las embravecidas olas de la adolescencia de sus hijosAnteriorSigueinteAmazon echa el cerrojo a 66 tiendas al otro lado del charco

Contenido patrocinado