Medios de comunicación

Varias cadenas de TV interrumpen la emisión de la rueda de prensa de Trump

Las cadenas de TV y su "apagón" durante la última y polémica rueda de prensa de Trump

La ABC, la CBS y la NBC cancelaron ayer de manera prematura la retransmisión de la última rueda de prensa de Trump, en la que el presidente volvió acusar sin pruebas a Biden de fraude electoral.

donald trump

Autor de la imagen: DonkeyHotey

Donald Trump, que a medida que avanza el escrutinio de votos en las elecciones presidenciales se ve más y más lejos de la Casa Blanca, celebraba ayer una rueda de prensa en la que echaba aún más leña al fuego al fantasma del fraude electoral.

En un conferencia de prensa celebrada este jueves en la Casa Blanca el actual presidente de los Estados Unidos volvió a acusar a su contrincante Joe Biden de querer "robar" las elecciones con "votos ilegales" y lo hizo sin aportar pruebas que respaldasen sus gravísimas acusaciones.

Delante de las cámaras Trump insistió además en que había ganado las elecciones, pese a que en el escrutinio de votos Biden le llevaba claramente la delantera.

Tan temerarias fueron las declaraciones del presidente que algunas cadenas de televisión llegaron al extremo de cortar abruptamente la emisión de su rueda de prensa.

Trump volvió a insistir ayer en había habido fraude electoral, aunque no aportó pruebas

La ABC, la CBS y la NBC cancelaron la retransmisión de la conferencia de prensa de manera prematura y volvieron a reanudar su programación normal. Los tres canales lanzaron asimismo críticas aceradísimas contra las controvertidas declaraciones de Trump.

"Tenemos que interrumpir la emisión ahora porque el presidente ha hecho varias afirmaciones falsas", decía Lester Holt, de la NBC. No hay evidencia de fraude electoral, recalcaba Holt.

Por su parte, Brian Williams, de la NBC, aseguraba que se veía en la inusitada posición no solo de interrumpir al presidente sino también de corregirle. "No hubo que sepamos votos ilegales. No hubo tampoco que sepamos una victoria de Trump en las elecciones", recalcó.

Jonathan Karl, de la ABC, se mostró extraordinariamente tajante en sus declaraciones. "El presidente hizo una serie de salvajes e infundadas acusaciones y abandonó la sala sin aportar ninguna evidencia de votos ilegales y sin contestar a una sola pregunta de los periodistas", enfatizó.

Hubo, no obstante, cadenas de televisión que siguieron adelante con la retransmisión de la rueda de prensa del presidente. Es el caso de Fox News, que no ha ocultado nunca su afinidad con Trump, y también de la CNN.

Anderson Cooper, presentador de la CNN, dijo, no obstante, tras la emisión que Trump se había comportado como una "tortuga vieja tumbada boca arriba con el sol dándole de frente y sacudiendo las piernas porque es consciente de que se le acaba el tiempo".

Fox News respaldó, por su parte, al presidente en sus declaraciones. Los comentaristas Bill Bennett y Byron York insistieron en que la ausencia de evidencias no significaba que no hubiera pruebas.

No solo las cadenas de televisión sancionaron a Trump por sus controvertidas acusaciones. Twitter emplazó, por ejemplo, una advertencia en tuit del presidente en el que este aseguraba que él y su equipo tomarían acciones legales por fraude electoral en aquellos estados en los que su rival Biden había reclamado la victoria para sí mismo.

El apoyo procurando a Trump se está resquebrajando además dentro de su propio partido. "No hay justificación para los comentarios vertidos esta noche por nuestro presidente. Tales comentarios socavan nuestro sistema democrático", aseguraba el gobernador republicano de Maryland Larry Hogan en Twitter.

Desde el Partido Republicano no ven con buenos ojos las acusaciones de Trump

"Estados Unidos cuenta los votos y tenemos que aceptar los resultados, como siempre lo hemos hecho. Ninguna elección o persona es más importante que nuestra democracia", insistió Hogan.

En una entrevista concedida a la PBS Hogan, que el presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores, acusó además a Trump de haber preparado el terreno antes de las elecciones para su proceder actual cuestionando la legalidad del voto por correo.

Otro republicano, el congresista Adam Kinzinger, insistió en que las supuestas evidencias de fraude debían ser presentadas en los tribunales. "Hay que dejar de difundir desinformación falsa. Esto es una locura", recalcó Kinzinger en Twitter.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Smartclip

La Vaguada

Compartir