líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Netflix reestructura su división de cine

El ardiente idilio de Netflix con Hollywood baja de temperatura: la compañía mete la tijera a su división de cine

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La era en la que Netflix estaba dispuesto a pagar el oro y al moro a los directores y los actores más prestigiosos de Hollywood y darles además carta blanca en el plano artístico para filmar sus películas estaría a punto de llegar a su fin.

En los últimos años Netflix ha atraído a sus filas a toda una plétora de pesos pesados de Hollywood para tratar de ennoblecer con el marchamo de la calidad su división de cine (y tener así opciones de premio en los Oscar y otros certámenes cinematográficos). Han trabajado, por ejemplo, para la plataforma de vídeo en streaming reputados cineastas como Martin Scorsese (El irlandés), Alfonso Cuarón (Roma) y Alejandro G. Iñárritu (Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades).

Sin embargo, la era en la que la empresa de los Los Gatos estaba dispuesta a pagar el oro y al moro a los directores y los actores más prestigiosos de Hollywood y darles además carta blanca en el plano artístico para filmar sus películas estaría a punto de llegar a su fin (al menos de manera parcial).

De acuerdo con un artículo publicado por The New York Times, Dan Lin, que debutó como nuevo responsable de la división de cine de Netflix el pasado 1 de abril, prevé reestructurar este departamento y ha acometido ya, de hecho, el despido de 15 personas.

A partir de a hora, y con Dan Lin al timón, la división de cine de Netflix se organizará por géneros y no por los presupuestos de las películas. El objetivo de la reestructuración es producir menos películas y que estas sean mejores y más económicas, según el rotativo neoyorkino.

Más allá de producir filmes de mejor calidad, Dan Lin quiere alumbrar asimismo un rango más amplio de producciones cinematográficas que se muevan en diferentes horquillas de presupuesto para conectar mejor con los intereses (inevitablemente variopintos) de sus suscriptores.

Los directores y los actores podrían ser remunerados de ahora en adelante en función del éxito cosechado por sus películas en Netflix

Netflix tiene además intención de introducir cambios en los pagos efectuados a los artistas involucrados en sus producciones cinematográficas. Los productores de Netflix disfrutarán por lo pronto de una mayor potestad a la hora de crear sus propios filmes en lugar de que esperar a contemplar el material ofrecido por productores y agentes externos. Y la plataforma estaría contemplando asimismo la posibilidad de remunerar a los directores y a los actores en función del éxito cosechado por sus películas (algo que Netflix habría barajado ya antes de que Dan Lin se pusiera al frente de su división de cine).

En los últimos meses varios nombres prominentes de Hollywood habrían presentado sus proyectos a Netflix. Es, por ejemplo, el caso de Martin Scorsese, cuya última película, Los asesinos de la luna, se estrenó en Apple TV+, y de Maggie Gyllenhall (The Lost Daugther). Se desconoce si tales proyectos seguirán o no adelante en el seno de Netflix, pero la compañía ha descartado ya un proyecto encabezado por Kathryn Bigelow que iba a llevar a la gran pantalla la novela apocalíptica de David Koepp Aurora. Netflix ha declinado asimismo un proyecto en el que estaba involucrada Millie Bobby Brown, la protagonista de Stranger Things y Enola Holmes.

Habrían surgido además conflictos directamente emparentados con el presupuesto en un filme para Netflix que el actor Colin Farrell y el director Edward Berger (Sin novedad en el frente) quieren sacar adelante juntos.

Por otra parte, Netflix tendría intención de seguir adelante con su estrategia, a todas luces eficaz, de lanzar primero algunas de sus películas en las salas de cine con el último objetivo de generar más atención en torno a ellas y sumar así más espectadores potenciales.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

Temas

Netflix

 

Construyendo conexiones auténticas: el nuevo rol del marketing y el CMO en la era de la IAAnteriorSigueinteSubway lanza 'SubMelts' (y están diseñados para derretirse en la boca)

Contenido patrocinado