Medios

Los anunciantes buscan el negocio que se esconde tras la Social TV

Los anunciantes buscan el negocio que se esconde tras la Social TVLos tuits, los check-ins, los ‘me gusta’ y los clics parecen ya algo pasado y un nuevo término está emergiendo en el campo de la televisión social: el negocio. Y es que, mientras que durante meses los esfuerzos para este nuevo medio se han centrado en convencer a los fans de algunos programas para que hablen acerca de ellos, ahora los anunciantes están entrando en este nuevo mundo con una nueva idea en la cabeza: generar una conversación está bien, pero está mucho mejor generar ingresos, influir sobre la intención de compra y vender productos.

El nuevo concepto no tiene nada que ver con los clics y los check-ins de los que tanto se habla en la experiencia multipantalla. Los anunciantes quieren que la televisión social aporte mucho más. “Esto, para mí, es la maduración de ‘la segunda pantalla”, aseguró el CEO de la consultora Vetere Group, Tim Hanlon.

A los anunciantes les interesa la televisión social porque ha demostrado ser una actividad que no deja de crecer hacia las grandes audiencias. Según los últimos datos de Nielsen, los smartphones ya suponen un 50% del total del mercado de Estados Unidos, y las tabletas ya están en casi un 20% de los hogares. Además, casi el 40% de los americanos utiliza tabletas o smartphones para ver la televisión al menos una vez al día, el 62% lo hace varias veces a la semana y el 84% al menos una vez al mes.

“Pensamos realmente que es un cambio cultural más grande”, explicó Lou Paskalis, vicepresidente de desarrollo de contenidos y marketing móvil de American Express, quien asegura que para su compañía los consumidores no sólo utilizarán los móviles para chatear y comunicar, sino para buscar detalles de productos y hacer compras. “Nadie quiere ver un pop-up en medio del programa que le gusta en el que diga ‘¡Compre esto!’. La primera pantalla no es la forma de generar las ventas”, sino que hay que entender que la segunda pantalla es la forma de “aumentar la experiencia sin impactar sobre esa experiencia”.

Las compañías de medios ya conocen los beneficios de llegar a los fans de televisión a través de las redes sociales. Una gran parte del éxito de la serie “Glee”, por ejemplo, radica en el uso que hizo Fox de Facebook para llegar a los fans potenciales antes del estreno de la serie. Pero para los anunciantes tiene que haber algo más que hacer con este ecosistema.

“Vemos el comportamiento del consumidor en términos de ver la televisión tradicional con otras pantallas abiertas. Se está convirtiendo en una práctica común”, aseguró el director de marketing de Target Jeff Jones.

Y con este planteamiento, son más los anunciantes dispuestos a lanzarse a la piscina, creando contenidos que no sean molestos ni disruptivos y que al consumidor le valga la pena ver. Eso sí, esto todavía es sólo el principio.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir