líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Wall Street castiga duro a las plataformas de streaming

Medios de comunicaciónPareja viendo plataformas streaming en la televisión

Las plataformas streaming reciben un gran golpe

Wall Street castiga duro a las plataformas de streaming

Redacción

Escrito por Redacción

Después de una década de crecimiento vertiginoso de suscriptores, Netflix ha perdido clientes durante dos trimestres consecutivos, lo que ha provocado una revaluación fundamental de la industria de la que fue pionera.

Numerosas plataformas de streaming de Estados Unidos han perdido en total casi 400.000 millones de dólares en valor de mercado este año. Con gran probabilidad, esto se debe a la recesión, la caída de la publicidad y las tendencias de audiencia después de la pandemia y la guerra que han creado una tormenta perfecta para la competencia.

Las acciones de los grandes grupos de medios (plataformas streaming) de Estados Unidos cayeron en promedio un 35% desde principios de año, en comparación con el descenso del 13%.

Incluso después de recuperar algo de terreno en las últimas semanas, el precio de las acciones de los mayores grupos del sector –Disney, Netflix, Comcast, Spotify, Roku, Fox, Paramount, Warner Bros Discovery, The New York Times y News Corp– se ha reducido a la mitad desde los máximos históricos alcanzados durante la pandemia, según un análisis de Financial Times.

Ejecutivos y analistas culpan a una serie de factores del estallido de una burbuja que alimentó las plataformas streaming y encumbró al sector

A medida que EE.UU. y otros países salen de la pandemia, la gente pasa más tiempo al aire libre y menos en casa delante de una pantalla. Al mismo tiempo, Netflix ha reconocido que su crecimiento de una década se ha estancado, lo que ha inquietado a los inversores.

Estos problemas han coincidido con el temor generalizado a una recesión en EE.UU., a medida que los bancos centrales suben los tipos de interés para controlar la inflación y los estadounidenses se enfrentan a una pérdida de poder adquisitivo.

La publicidad, que suele ser el primer recorte que hacen las empresas en una recesión, ya se está ralentizando, como demuestran los resultados del segundo trimestre de Snap, Meta y Google.

Las empresas que más dependen del streaming y la publicidad para obtener ingresos han sido las más afectadas. Netflix es la segunda empresa más perjudicada, después de Roku. Sus acciones han caído un 62% este año, un retroceso del 67% desde sus máximos de noviembre. Spotify, otro pionero del streaming, que obtiene la mayor parte de su dinero con las suscripciones, ha caído un 49% este año.

Después de una década de crecimiento vertiginoso de suscriptores, Netflix ha perdido clientes durante dos trimestres consecutivos, lo que ha provocado una revaluación fundamental de la industria de la que fue pionera.

Hasta ahora, los inversores habían mostrado su entusiasmo con el crecimiento de Netflix, lo que convirtió a la empresa en uno de los valores más exitosos de la década, junto con Facebook, Amazon y Google. Trataron a Netflix como un valor tecnológico, premiando su rápido crecimiento.

Rich Greenfield, analista de LightShed, cree que “se ha pasado de creer en el streaming a reconocer que su futuro no es tan rentable como se pensaba”, según FOCO.

Temas

Netflix

 

Di adiós a las cookiesAnteriorSigueinteLa televisión en diferido sufre un gran descenso en espectadores únicos en julio de 2022

Contenido patrocinado