líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Localización

La localización es aquel espacio necesario para llevar a cabo el proyecto audiovisual. Consiste en trasladar la idea, lo escrito en el papel, a un lugar concreto que cuente con las necesidades adecuadas para llevar a cabo el proyecto.

¿Para qué sirve la localización?

La localización tiene la función de representar el escenario en el que se moverán los personajes. Dentro de un mismo rodaje podemos encontrar diferentes localizaciones en función de las necesidades de la historia que queremos contar. Lo habitual es combinar varios tipos de localizaciones.

¿Cómo elegir una buena localización?

  1. Calcular el tiempo: si la localización se encuentra en un espacio exterior tener en cuenta la posición del sol. Por ello debemos ir a visitar el sitio más o menos a la hora a la que queremos rodar esa escena y sacar muchas fotos, para luego poder valorar si es el sitio adecuado y las herramientas que necesitaremos llevar.
  2. Elegir el sitio según la historia del guion redactado: es imprescindible que el lugar elegido se adapte a la historia que estamos contando, hay que evitar los anacronismos por lo que debemos considerar que elementos aparecen en el ángulo y si podemos eliminarlos en postproducción.
  3. Controlar la luz: la iluminación es fundamental en cualquier tipo de rodaje por lo que debemos tener en cuenta que iluminación tiene la localización en la hora a la que vamos a rodar y que necesitaremos para mejorarla. Debemos combinar a la perfección la luz natural con la artificial. Hay que probar diferentes niveles de luz, cámaras, posiciones, etc para valorar las opciones que ofrece ese lugar.
  4. Gestionar permisos: es necesario conocer que tipo de permisos necesitará tu localización. Según el tipo de localización que escojamos es probable que necesites diferentes tipos de permisos, que deberás obtener antes del comienzo del rodaje.
  5. Coordinar la logística: hay que pensar además cómo trasladaremos al equipo y el material necesario hasta allí. El traslado del personal y el equipo puede suponer un alto coste para la producción por lo que deberemos tenerlo en cuenta al elegir la localización.
  6. Distribuir el espacio según las necesidades: según la historia que queramos contar y las sensaciones que queremos transmitir, será importante organizar bien el espacio en el que vamos a trabajar.
  7. Organización del equipo de producción: además de contar con el espacio de grabación es importante contar un espacio periférico en el que poder instalar todos los equipos necesarios como iluminación, maquillaje, peluquería, catering…
  8. Controlar ruidos externos: además de la iluminación es necesario controlar cuál es el ruido de ambiente que puede colarse en la escena, para ello debemos comprobar si se trata de una zona poco transitada o con mucho tráfico…
  9. Planificación del montaje: recuerda además que debemos ser flexibles, por lo que si una localización no se adapta exactamente a lo que queremos siempre podemos realizar pequeñas modificaciones que consigan mejorar la escena.

Tipos de localizaciones

  • Interiores: se trata de localizaciones en espacios cerrados ya existentes que se alquilan para rodar la escena. Estos espacios pueden ser públicos o privados como bibliotecas, castillos, ayuntamientos, oficinas…
  • Exteriores: son escenarios en espacios abiertos como carreteras, parques, exteriores de edificios, calles…
  • Naturales: se trata de espacios al aire libre pero que no han sufrido la interacción del hombre como bosques, ríos, lagos…
  • Decorados: son espacios que se crean en sets de grabación acordes a lo que se necesita de ellos. Pueden simular localizaciones de exterior o interior en función del tipo de escena que se grabe. Esto suele hacerse para series largas que necesitarán rodar de forma habitual en la misma localización.

Saber más sobre localizaciones