líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk formaliza una demanda contra la organización crítica Media Matters for America

Elon Musk demanda a la ONG que evidenció el antisemitismo de X y propició el éxodo de los anunciantes

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

X acusa a Media Matters for America de apoyarse en la manipulación dirigida para dar la impresión de que la red social de Elon Musk está infestada de contenido antisemita.

X (antes Twitter) ha tomado la determinación de demandar en los tribunales a los autores de un informe crítico que evidenció la profusión de contenido antisemita y pronazi en la red social y terminó ahuyentando a grandes anunciantes como IBM, Apple y Disney. La red social de Elon Musk acusa a la organización no gubernamental Media Matters for America de apoyarse en la manipulación dirigida para asegurarse de que los anuncios de grandes marcas aparecieran emplazados en su investigación junto a posts de naturaleza pronazi y antisemita.

En su demanda X acusa a Media Matters for America de generar de manera artificial una situación en la que publicidad de grandes anunciantes aparece presuntamente junto a contenido extremista (valiéndose para ello de una selección dirigida de perfiles y de la constante actualización de los anuncios). Según la red social de Elon Musk, Media Matters for America habría ocultado este tipo de argucias en su informe para dar la impresión de que sus hallazgos responden realmente a un patrón.

Angelo Carusone, CEO de Media Matters for America, ha respondido a la demanda insistiendo en que la organización que dirige defiende con firmeza la investigación denunciada por X y que no tiene miedo de verse las caras en los tribunales con la red social.

Elon Musk ha elegido para presentar su demanda Texas, un estado conocido por su ideología de corte conservador

Los anunciantes tienen en realidad poca o nula influencia en el emplazamiento exacto de su publicidad y el contenido junto al que esta va a abrirse paso. En las redes sociales los anuncios tienden a ser desplegados para conectar con grupos demográficos específicos, ciertas áreas y usuarios que hacen gala de determinados intereses. Para evitar que sus anuncios sean ubicados junto a contenidos de naturaleza nociva, las marcas confían en que X actúe de manera consistente para atajar el discurso de odio en sus dominios (algo que la red social no estaría haciendo al parecer con suficiente empeño).

X no es la primera red social que se ve en el disparadero por emplazar los anuncios de las marcas junto a contenido de naturaleza nociva. YouTube, la plataforma de vídeo de Google, ya fue confrontada con problemas similares en el pasado y se valió del refuerzo de la supervisión del contenido en sus dominios para volverse a ganar el favor de los anunciantes.

La sede de X está en San Francisco, aunque oficialmente la compañía está afincada en Nevada. No obstante, Elon Musk ha optado por presentar la demanda contra Media Matters for America en Texas, un estado donde el Gobierno y también buen parte de la ciudadanía hacen gala de ideología conservadora. Además, se da la circunstancia de que Ken Paxton, el fiscal general de Texas (que es célebre por sus ideas claramente escoradas a la derecha), ha abierto una investigación contra Media Matters for America.

En Texas está la sede de SpaceX, la empresa aeroespacial de Elon Musk, y también allí están los cuarteles generales de Tesla, que el sudafricano trasladó allí desde California.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

PRISA Media incorpora a Cristina Gascón como subdirectora de ComunicaciónAnteriorSigueinteLa nueva era del consumo digital: Adform reúne a los anunciantes para debatir sobre el ascenso de la CTV

Contenido patrocinado