Cannes Lions

Cannes Lions 2018 arranca su nueva edición de la mano del creativo David Droga

"Nuestro trabajo es emocionar a la gente y hacer cosas extraordinarias. La mejor publicidad es visceral, tiene un propósito", David Droga (Droga5)

David Droga, fundador de la agencia Droga5, ha hablado en Cannes Lions 2018 sobre sus comienzos en la industria y la evolución de la publicidad.

"Nuestro trabajo es emocionar a la gente y hacer cosas extraordinarias. La mejor publicidad es visceral, tiene un propósito", David Droga (Droga5)La creatividad ha demostrado ser el pilar de la sociedad a todos los niveles. Desde la tecnología, pasando por la medicina o las infraestructuras y el ámbito más social.

Sin embargo, en los últimos tiempos, la esencia de la creatividad, es decir, la empatía, la lealtad, la unidad e incluso el sentido común parecen haberse quedado fuera de las compañías.

Para recuperarlo, Cannes Lions 2018 ha querido subir a su escenario a una leyenda de la creatividad. Ganador del León de St. Mark en 2017, David Droga ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida a esta nueva edición con la ponencia “I’m Not Sure I’m Right but Who is?”.

En su intervención ha repasado sus inicios en el mundo publicitario ofreciendo algunas reflexiones, consejos y aprendizajes del todo inspiradores que le han acompañado a lo largo de su exitosa carrera.

Pero llegar a lo más alto en un sector como el publicitario no es nada fácil, requiere mucho esfuerzo, constancia, trabajo y empezar, como todos, desde abajo. Así lo hizo Droga cuyo trabajo como “chico del correo” le hizo darse cuenta de su verdadera pasión: la escritura creativa.

“Es la mejor experiencia que puedes tener en una compañía”, destaca. “Pasaba de 8 a 10 horas de mi trabajo metiendo las narices en los asuntos de todo el mundo. Me convertí en un experto en hacer mi trabajo en 1 hora y media, lo que me dejaba 9 horas libres para observar y supe inmediatamente que quería ser escritor”, añade.

No obstante, los comienzos nunca son fáciles, tampoco para Droga que, cuenta, cuando obtuvo su primer contrato, con General Electric, ni quiera tenía una oficina.

Poco a poco fue construyendo lo que hoy es una de las agencias de referencia en el sector de la publicidad mundial. ¿Su secreto? Ser fiel a uno mismo y llevar la autenticidad, la ética y las buenas intenciones por bandera. “Cuando hemos intentado ser alguien diferente, hemos fracasado”, cuenta.

Junto a ello, el talento y el trabajo llevaron a Droga y a su agencia a posicionarse en la cima de la industria. Sin embargo, aunque asegura, “es fácil dejarse seducir por el éxito”, Droga aconseja: “Disfrútalo, pero no te lo creas”.

En lo que al trabajo respecta, lo importante es la pasión. “Nuestro trabajo es emocionar a la gente y hacer cosas extraordinarias. Estoy obsesionado con cómo se siente la gente. La mejor publicidad es visceral, tiene un propósito”.

En este sentido, Droga critica aquellas agencias que distinguen entre clientes. “Cuando ves a una agencia que hace cosas realmente ambiciosas para ciertos clientes, pero un trabajo mediocre para otras el problema no suele ser del cliente, sino de la agencia pretendiendo ser algo que no es”.

A la hora de hacer un pitch, Droga recomienda presentarse para ganar en vez de para no perder. “Presenta algo en lo que crees en lugar de aquello que piensas que el cliente quiere”.

Con respecto a su agencia, que ha atravesado momentos complicados en los últimos años, Droga afirma: “Solía pensar que el buen trabajo te ayudaría a salir de todo. Ahora digo que de casi todo”.

Sobre la cultura empresarial, cuidar el talento es una de las máximas del creativo que admite, “me di cuenta pronto de la importancia de tratar a los que están por debajo de mi con gran respeto” y aconseja que, cuando se trata de trabajar para una agencia, “escoge a mentores por encima del dinero y la seguridad”.

La evolución de la industria y el festival también han sido objeto de valoración por parte del creativo que, con 20 años de experiencia en Cannes Lions, aunque reconoce que la tecnología, la expectación han cambiado, “la simplicidad, la emoción y la ambición de las ideas no lo han hecho. La creatividad pura sigue ahí. Todavía importamos”.

Al igual que importa la publicidad que, afirma “no va a ir a ninguna parte. Solo la mala publicidad está desapareciendo y espero que así siga siendo. La gente odia la publicidad cuando es egoísta e irruptiva”.

Sobre su futuro y tras mostrar una pieza elaborada por la agencia. “No creo que pueda hacer algo tan bonito como un Da Vinci, pero lo voy a intentar”.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir