Marketing

El 68% de los millennials va de compras a los grandes almacenes

Estas son las diferencias que existen entre la Generación X y los millennials a la hora de consumir

Los millennials, con un sueldo inferior a la generación Y, hace frente a sus gastos de forma distinta. No obstante, prefieren las tiendas físicas.

Estas son las diferencias que existen entre la Generación X y los millennials a la hora de consumir Los millennials, también conocidos como la Generación Y, no consumen de la misma forma que sus padres, pertenecientes a la generación X Así lo pone de manifiesto el último informe llevado a cabo por Fintonic.

De media, esta generación cuenta con unos ingresos equivalentes a 1.334,8 euros, mientras que la generación precesora llega a percibir 1.993,6 euros. Esto hace que los millennials piensen menos en gastar tanto en aspectos básicos como puede ser el alojamiento o las facturas del hogar como en ocio o restauración.

En concreto, casi la mitad de los millennials (43%) llegan a destinar más del 40% de sus ingresos a hacer frente a los gastos básicos. En comparación con sus padres, suelen endeudarse menos, ya que consideran todo un logro no tener ningún tipo de deudas.

Por otro lado, esta generación gasta al mes una medida de 70,3 euros en ropa y complementos frente a los 87,94 euros que gasta la generación X. En restauración el gasto de los millennials (58,6 euros) también es menor que el de sus padres (74,71 euros).

No obstante, aunque este grupo presenta numerosas diferencias con la anterior generación, el estudio refleja que los millennials, al igual que sus padres prefieren comprar en las tiendas físicas antes que en los comercios online.

A la mayoría de los millennials (78%) les gusta ir a los supermercados. En esta misma línea buena parte de esta generación (68%) también disfrutan acudiendo a los grandes almacenes que se sitúan en los centros de las ciudades. Esto se debe a que la Generación Y asocia las compras en estas tiendas físicas a una actividad de ocio.

Además, los millennials encuentran ciertos problemas en el comercio online. Entre otros, consideran que hay un déficit en la logística de entrega, así como en las formas de pago. Incluso ven como un problema la penetración de internet a nivel geográfico.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir