líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los retoques digitales en la publicidad ya no podrán jugar al escondite en Noruega

Marketing y PublicidadNoruega obliga a la publicidad a dar cuenta de los retoques allí introducidos

Noruega obliga a los anunciantes a dar cuenta de los retoques en la publicidad

Los retoques digitales en la publicidad ya no podrán jugar al escondite en Noruega

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Los retoques digitales en los anuncios deberán ser a partir de ahora especificados como tales en Noruega (so pena de multa).

Los ubicuos retoques digitales obran el milagro de hacernos parecer hermosos en fotografías en las que nuestros defectos son más que evidentes. Sin embargo, a partir de ahora en Noruega tales retoques, que están a la orden del día en la publicidad, deberán ser marcados como tales en los anuncios que osen confiar en ellos para embellecer a las personas que se abren paso en ellos.

La medida forma parte de un cambio legislativo que entra hoy en vigor en el país escandinavo. Y en virtud de la nueva norma, los cambios en la forma y el tamaño del cuerpo, en las facciones del rostro o en la piel deberán ser convenientemente especificados por los anunciantes y los influencers en la publicidad de naturaleza pagada.

Esta norma de nueva hornada nace con el último objetivo de apercibir al consumidor de las que las personas no son siempre retratadas en la publicidad tal y como son en el mundo real (sin la magia de Photoshop).

Obligando a los anunciantes a dar cuenta de los retoques introducidos en su publicidad, Noruega quiere proteger a los más jóvenes

La idea es mostrar menos cuerpos artificiosamente idealizados en la publicidad y proteger así la salud mental de los más jóvenes, que se ve en ocasiones severamente baqueteada por la insoportable (e impostada) belleza con la que son confrontados en los anuncios.

«Finalmente disponemos de una poderosa medida contra la insoportable presión sobre su apariencia física que soportan en particular los niños y los más jóvenes cuando sus ojos se posan en determinados anuncios», explica Kjersti Toppe, ministra de Niños y Familia de Noruega.

La obligación de añadir etiquetas a los anuncios que hayan sido objeto de retoques atañe a todos los medios, tanto online como offline, y también a los influencers que emplazan publicidad pagada en las redes sociales y otros canales online.

Quienes no respeten la norma deberán abonar la multa correspondiente. Además, las etiquetas dando cuenta de los retoques en la publicidad deberán ocupar alrededor del 7% del área de la imagen y ser emplazadas en una posición claramente visible en el margen superior izquierdo del anuncio en cuestión.

Serán responsables de acatar la norma tanto aquellos que alumbraron los anuncios como las marcas que intenten lucrarse con ellos.

 

Freeda Fest, el evento donde Freeda luce con orgullo todos sus valoresAnteriorSigueinteLas 9 nuevas funciones que llegarán a Twitter

Contenido patrocinado