Anunciantes

Asesinos en serie y dictadores protagonizan por error esta desafortunada campaña de Walkers

Asesinos en serie y dictadores protagonizan por error esta desafortunada campaña de WalkersEl próximo 3 de junio los aficionados al balompié tienen una cita ineludible en Cardiff. En la capital galesa se celebra en apenas una semana la final de la Champions League, en la que se verán las caras el Real Madrid y la Juventus de Turín.

Con motivo de tan importantísima efeméride futbolera, la marca británica de patatas fritas Walkers (más conocida por estos lares como Lay’s) decidió sortear entradas para el partido. Sin embargo, su feliz ocurrencia tuvo un desenlace absolutamente funesto para la filial de la multinacional estadounidense de aperitivos Frito Lay.

Para echar el guante a tan codiciadas entradas, Walkers invitó a ayer a los amantes del deporte rey a publicar selfis en Twitter utilizando el hashtag #WalkersWave.

La idea (aparentemente inocente) de la marca de patatas fritas era utilizar esos selfis para incorporarlos después de manera automatizada a un vídeo en el que el ex futbolista Gary Lineker daba las gracias a todos los participantes en #WalkersWave.

Sobre el papel la idea de Walkers sonaba excelentemente bien y podría haber sido, de hecho, fantástica de no haber sido por un puñado de trols (que casi nunca faltan en Twitter).

Algunos de los tuiteros que participaron en la campaña de Walkers subieron, en lugar de selfis propios, retratos de asesinos en serie, dictadores y delincuentes. Y como la marca no se tomó la molestia de examinar pormenorizadamente todos y cada uno de los selfis añadidos al vídeo protagonizado por Lineker, es posible ver al ex jugador de la Selección Inglesa de Fútbol sosteniendo de manera virtual en sus manos retratos de Stalin o Josef Fritzl, conocido como el “monstruo de Amstetten”.

En vista de semejante “gazapo”, los internautas, a los que no se les escapa una, no tardaron en lanzar durísimos dardos contra Walkers y su imperdonable despiste. Y abrumada por las críticas, la marca de patatas fritas se vio obligada a disculparse públicamente y a suspender la campaña #WalkersWave.

Asimismo, Lineker, el protagonista de la campaña de Walkers, tuvo que salir a la palestra para distanciarse públicamente de la compañía, que no dudó en calificar de “extraña”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir