líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los nuevos suscriptores le duran a Netflix un suspiro (y mucho menos que a sus rivales)

Medios de comunicaciónFotograma de la cuarta temporada de Stranger Things

Netflix tiene serios problemas para retener a sus suscriptores de nueva hornada

Los nuevos suscriptores le duran a Netflix un suspiro (y mucho menos que a sus rivales)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Netflix tiene muchísimos problemas para retener a largo plazo a sus nuevos suscriptores. Es más, buena parte de ellos son extraordinariamente raudos y veloces cortando amarras con la compañía.

Aun cuando el porfolio de Netflix procura cobijo a series de muchísimo relumbrón como Stranger Things o Los Bridgerton, lo cierto es que la célebre plataforma de vídeo en streaming tiene muchísimos problemas para retener a largo plazo a sus suscriptores de nueva hornada. Es más, buena parte de ellos son extraordinariamente raudos y veloces cortando amarras con Netflix. Así se desprende de un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por Antenna Research que publica Vox.com.

El 23% de quienes formalizaron al otro lado del charco una nueva suscripción de Netflix en abril procedieron a cancelarla durante el primer mes. Esta cifra, ya de por sí preocupante, se troca en aún más abracadabrante si tenemos en cuenta otro dato: ninguna otra plataforma de vídeo en streaming tiene que bregar con un ratio de cancelación tan elevado como Netflix durante el primer mes.

HBO Max y Apple TV+ barajaban ratios de cancelación similares a los de Netflix hasta hace aproximadamente un año, pero los han mejorado sustancialmente en los últimos meses.

Está claro que sus nuevos clientes dan plantón de Netflix a la velocidad de la luz (y muchos más rápido que a sus rivales), pero ¿qué se esconde realmente tras ese desapego?

Sobre la respuesta a esta pregunta no cabe sino especular porque el informe de Antenna Research no la responde con exactitud.

Netflix está empezando a dosificar los capítulos de las nuevas temporadas de sus series (para así retener a sus nuevos suscriptores durante más tiempo)

Tras la rápida huida en estampida de los clientes de nueva hornada de Netflix podrían estar parapetados los recientes incrementos en las tarifas de la compañía o también la insatisfacción de los suscriptores con la oferta de la plataforma, a la que dan plantón en favor de Disney+ o HBO Max.

Conviene además hacer notar que series extraordinariamente populares que estaban otrora presentes en Netflix como Friends o The Office se han mudado a la competencia.

Quizás con el ánimo de atar en corto a sus elusivos nuevos suscriptores Netflix, que hasta hace no mucho estrenaba de una tacada todos los capítulos de las temporadas de sus series, ha comenzado a parcelar sus estrenos en varias tandas de episodios. Así sucedió con la última temporada de La casa de papel, que vio la luz dividida en dos partes con tres meses de diferencia entre una y otra. Y también con la cuarta temporada de Stranger Things, que debutó escindida en dos tandas con un mes de diferencia entre una y otra.

Con esta estrategia Netflix fuerza a sus suscriptores a permanecer en sus dominios al menos dos o tres meses para disfrutar de las temporadas íntegras de sus series más insignes.

En el informe de Antenna Research hay, no obstante, también buenas noticias para Netflix. Aquellos clientes que resisten la tentación de cancelar su suscripción a la primera de cambio tienden a permanecer más tiempo a su vera.

Temas

Netflix

 

¿Tienes en cuenta el packaging en tu estrategia de marca?AnteriorSigueinteBertín Osborne "rancheriza" la nueva canción de Pescanova

Contenido patrocinado