Digital

Sexo y poder en Google

Cuando imaginamos las oficinas y ambiente de trabajo de Google pensamos en informáticos felices, vestidos de manera informal paseando por las coloridas oficinas después de relajarse en la sala de descanso. Pero también imaginamos mucha productividad e innovación, además de una plantilla muy apasionada con respecto a su trabajo.

Todo esto seguramente sea cierto, pero también existen otros dos factores que influyen enormemente en el devenir de la empresa norteamericana: el sexo y la política.

Con esta premisa parece que nos encontramos ante una trama mafiosa, pero nada más lejos de eso: el sexo en Google está tratado de una manera natural y permisiva, y muchos de los que han pasado por la gran empresa pueden dar fe de ello.

Al parecer la política de Google con respecto al sexo es bastante permisiva, por lo que muchos escándalos de infidelidad y amoríos entre trabajadores de la empresa han tenido lugar en las oficinas. Algunos han sido pillados in fraganti en pleno acto del amor…con la puerta abierta. Entre dos trabajadores casados con otras personas nació un bebé, y alguno de los managers pedía a sus asistentes que le organizasen citas.

Google afirma que en su empresa se concentra tanto talento que es normal que surjan atracciones entre sus trabajadores, y por ello mantienen una normativa bastante flexible al respecto. Además, como en muchos otros sectores de la vida el sexo en Google se puede utilizar para ganar poder y expandir territorios dentro de la empresa.

En cuanto a política, Google siempre ha sido una empresa altamente competitiva, tanto contra sus rivales, como puertas adentro. Los altos ejecutivos de la compañía llevan años luchando sus puestos, pero en un encuentro secreto Larry Page, el CEO de Google pidió a sus empleados dejar de luchar y comenzar a trabajar en armonía.

Dentro de la empresa existen multitud de tejemanejes de poder que la advertencia de Page no ha podido terminar de borrar, en realidad no es que la lucha haya cesado, simplemente ha cambiado de forma.

El sexo y la política dominan el mundo, y al parecer el mundo de Google también está regido por estas dos fuerzas de poder.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir