líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La UE llega a un acuerdo sobre la Ley de Servicios Digitales: cómo afectará a la publicidad

Digital MarketingBandera de la UE

Qué es la Ley de Servicios Digitales y cómo afecta a la publicidad

La UE llega a un acuerdo sobre la Ley de Servicios Digitales: cómo afectará a la publicidad

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Este acuerdo "histórico" cambiará para siempre la forma de operar de grandes compañías como Facebook, Twitter o Google.

En enero, el Parlamento Europeo avanzó hacia la aprobación de la Ley de Servicios Digitales de Europa. Esta normativa, también conocida como DSA por sus siglas en inglés (Digital Services Act), busca, principalmente, definir unas responsabilidades claras y concisas para las plataformas digitales, como las redes sociales.

Ahora, se ha dado un paso más, con la llegada a un acuerdo entre dicho Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los Estados miembro de la Unión Europea, en relación a la Ley de Servicios Digitales, propuesta en diciembre de 2020. Su finalidad es acabar con los contenidos ilegales difundidos en internet y frenar la propagación de fake news.

A su vez, supondrá obligaciones para compañías como Facebook, YouTube o Google, que tendrán que moderar el contenido que alojan. La Ley de Servicios Digitales se aplicará a todos los intermediarios online que operen en la Unión Europea; particularmente a grandes compañías como las mencionadas.

El acuerdo político está sujeto ahora a la aprobación formal de los dos colegisladores. Una vez aprobado, la DSA será aplicable en toda la Unión Europea y se aplicará quince meses o a partir del 1 de enero de 2024. Para las grandes plataformas digitales y grandes motores de búsqueda llegará antes, cuatro meses después de su designación.

Qué significa la Ley de Servicios Digitales para las plataformas digitales

«Establece una nueva norma sin precedentes para la responsabilidad de las plataformas online en relación con los contenidos ilícitos y nocivos. Proporcionará una mejor protección a los usuarios de internet y a sus derechos fundamentales, además de definir un conjunto único de normas en el mercado, ayudando a las plataformas más pequeñas a escalar», explican desde la UE.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, califica este acuerdo de «histórico». «Garantizará que el entorno en línea siga siendo un espacio seguro, salvaguardando la libertad de expresión y las oportunidades para las empresas digitales. Hace efectivo el principio de que lo que es ilegal fuera de línea, debe serlo online. Cuanto mayor sea el tamaño, mayores serán las responsabilidades de las plataformas en línea«, destaca.

Además, subraya que sirve para complementar el acuerdo político sobre la Ley de Mercados Digitales del mes pasado. El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, comenta que ha llegado a su fin la época en la que las grandes compañías «se comportaban como si fueran ‘demasiado grandes para preocuparse'».

«La DSA establece obligaciones claras y armonizadas para las plataformas, en función de su tamaño, impacto y riesgo. Confía a la Comisión la supervisión de las plataformas muy grandes, incluida la posibilidad de imponer sanciones efectivas y disuasorias de hasta el 6% del volumen de negocios global o incluso la prohibición de operar en el mercado único de la UE en caso de infracciones graves reiteradas», explica.

Un nuevo marco para los servicios digitales

La Ley de Servicios Digitales incluye medidas para contrarrestar contenidos negativos para el usuario. Por ejemplo, un mecanismo para que este pueda señalar fácilmente esas publicaciones y para que las plataformas cooperen con los llamados «señalizadores de confianza» o «aviso y acción».

Los mismos usuarios podrán denunciar contenidos y productos ilegales que encuentren de forma online (odio, productos piratas, entre otros). Las plataformas tendrán la obligación de responder de manera rápida y eficaz. Al mismo tiempo, habrá controles de los servicios digitales.

Se otorga a los usuarios la posibilidad de impugnar las decisiones de moderación de contenidos de las plataformas y de solicitar un cambio, ya sea a través de un mecanismo de litigio extrajudicial o de recurso judicial.

Otro punto tiene que ver con evitar que las grandes tecnológicas empleen datos sensibles de los usuarios (como la orientación sexual o la raza) para segmentar los anuncios. Aparte, podrán denegar un rastreo de su actividad cuando utilizan plataformas como Facebook.

La DSA incluye dos reglas que acordó el Parlamento el mes pasado. Por un lado, está la prohibición de anuncios dirigidos a menores. Por otro, se rechaza completamente el uso de “patrones oscuros” o dark patterns para inducir a los usuarios de forma maliciosa a aceptar el uso de sus datos.

Temas

Europa

 

System Professional inaugura el primer flagship de la marca en su estudioAnteriorSigueinteAtresmedia resalta la importancia de las marcas en la sociedad española

Contenido patrocinado