líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El misterioso

Social Media MarketingEl "apagón " de Facebook, WhatsApp e Instagram se debió a un cambio de configuración defectuoso.

¿A qué se debió la caída de Facebook, WhatsApp e Instagram?

El misterioso "apagón" de Facebook, WhatsApp e Instagram que dejó al mundo ciego, sordo y mudo

Durante la jornada de ayer Facebook WhatsApp e Instagram sufrieron una caída que se prolongó durante más de seis horas y afectó a 3.500 millones de usuarios.

Corrían las 17:40 horas de ayer lunes cuando Facebook, WhatsApp e Instagram dejaron de funcionar repentinamente dejando huérfanos de sus servicios (un «must» irrenunciable para buena parte de la población mundial) a 3.500 millones de usuarios repartidos a lo largo y ancho del globo. 

Seis horas después del «apagón», a las 23:43 horas, las redes sociales propiedad de Mark Zuckerberg volvieron a funcionar en España, aunque poco después volvieron a sufrir problemas de conectividad.

Durante la seis horas que duró la extraña avería de Facebook, WhatsApp e Instagram comenzaron a circular en Twitter (en cuyos brazos se arrojaron los internautas privados de las tres plataformas perjudicadas) todo tipo de rumores sobre el porqué de tan inusitada caída.

En la red social del pajarito sonó particularmente con fuerza la teoría de que la avería había sido perpetrada por Anonymous. De hecho, varias cuentas de este grupo reivindicaron el ataque a través de Twitter (aunque sin aportar ningún tipo de información técnica que corroborase el supuesto asalto).

El misterio se ha agarrado como una lapa a la última caída de Facebook

No es la primera vez que todo caso que los plataformas asociadas a Facebook sufren caídas similares. En marzo de este mismo año tuvo lugar una avería parecida que se solventó transcurridas unas pocas horas.

Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido con otros «apagones» similares, los motivos de la avería han sido en esta ocasión una incógnita (también para la propia empresa liderada por Mark Zuckerberg).

En comunicado emitido esta madrugada Facebook apunta, no obstante, que el problema surgió debido a un «cambio de configuración defectuoso» en sus enrutadores que afectó posteriormente a sus centros de datos.

«Nuestros equipos de ingeniería han aprendido que los cambios de configuración en los enrutadores de la red troncal que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos causaron problemas que interrumpieron esta comunicación«, explica la empresa de Mark Zuckerberg.

«Esta interrupción del tráfico de la red tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios», añade Facebook en su comunicado.

Facebook insiste asimismo en que la incidencia no ha comprometido los datos de los usuarios en modo alguno. «Pedimos disculpas a todos los afectados y estamos trabajando para comprender más sobre lo que sucedió hoy para que podamos continuar mejorando nuestra infraestructura», asevera la compañía.

Conviene, por otra parte, hacer notar que tres horas después de la caída de Facebook, WhatsApp e Instagram el dominio www.facebook.com se encontraba disponible y a la venta en el portal Who Is.

A esta circunstancia insólita se une además otro detalle no menos chocante. Según explica el ingeniero Benjamin Enfield en Twitter, «alguien ha eliminado grandes secciones del enrutamiento… eso no significa que Facebook esté caído, por lo que parece… eso significa que [una parte de] Facebook se ha ido».

La avería habría afectado además a las tarjetas y a los teléfonos de los trabajadores de Facebook, por que la compañía se sumió ayer en un auténtico caos, tal y como revela un memorando interno al que ha tenido acceso The New York Times.

Los internautas huyeron en desbandada a Twitter y Telegram tras la caída de los servicios de Facebook

De acuerdo con ese memorando, el «apagón ha afectado a todas las herramientas y los sistemas internos de Facebook», por lo ni siquiera la propia multinacional tuvo claro durante muchas horas el origen del problema.

Aprovechando el desconcierto solapado a la caída comenzaron a emerger informaciones de que los datos de 1.500 millones de usuarios de Facebook habían sido puestos a la venta en foros especializados de hackers y en la Dark Web. La venta de tales datos es, no obstante, anterior al «apagón» y está fechada a 22 de septiembre de este año.

Durante las más de 6 horas que se prorrogó la avería Twitter se convirtió en portavoz oficioso de los usuarios afectados y experimentó, de hecho, un aumento inusual en su tráfico.

También se disparó el tráfico en Telegram, que ante la aluvión de usuarios nuevos comenzó a funcionar con más lentitud de lo habitual.

La de ayer lunes fue una jornada negra para Facebook en los mercados bursátiles. Lastrados no solo por la caída mundial de sus servicios sino también por el escándalo provocado por sus prácticas escasamente éticas, los títulos de la compañía se desplomaron ayer un 4,9%. Y la fortuna personal de Mark Zuckerberg sufrió una mengua de 5.900 millones de dólares, relegando al fundador de Facebook al sexto puesto en la lista de las personas más ricas del mundo, según Forbes.

 

La renovación del storytelling con la televisión conectadaAnteriorSigueinteVueling presenta 32 nuevas rutas que conectarán París Orly con diez países, algunos por primera vez como Alemania, Suecia o Irlanda

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Contenido patrocinado