Agencias

Las peores cosas que pueden decirse en una agencia

Las peores cosas que pueden decirse en una agenciaLas palabras son herramientas muy poderosas, tanto para bien como para mal. Los matices más sutiles en el lenguaje que utilizamos en nuestro día a día pueden cambiar completamente el sentido de lo que decimos, también de manera inintencionada.

Cuando nuestro lugar de trabajo es una agencia, somos fundamentalmente comunicadores. De ahí que debamos andarnos de plomo con las palabras que escogemos para comunicarnos con los demás, tanto con nuestros superiores y empleados como con nuestros clientes. iMedia Connection recopila a continuación las 8 peores cosas que pueden decirse en una agencia:

A nuestros superiores

1. “Estoy aburrido”
Estas dos palabras son peligrosas en cualquier empresa, pero más dentro de una agencia, donde estar “aburrido” de vez en cuando es un “privilegio” con el que pocos cuentan. La materia prima de una agencia es la creatividad, por lo que el empleado que se queja de estar aburrido está demostrando que carece de ambición y de creatividad y que no merece en realidad trabajar donde lo hace.

2. “No te preocupes. No estoy buscando otro trabajo”
Frases como éstas denotan un nivel de conformismo y de autocomplacencia que no favorece en nada al empleado. En una industria como la de las agencias los empleados no sólo pueden sino que deben estar constantemente a la caza de nuevas oportunidades laborales. No dé nunca por sentado, hágase feliz a sí mismo y no a su jefe.

3. “Preferiría…”
No pierda el tiempo imaginando aquello que preferiría hacer y céntrese en hacer bien lo que tiene que hacer. De esta manera, ganará puntos la próxima vez que se le presente la oportunidad de trabajar en aquello que realmente desea.

A nuestros empleados

4. “Esto está por encima de tus posibilidades”
A un empleado, sobre todo en una agencia, hay que animarle constantemente a seguir adelante y hacer avances en su carrera. Si sus jefes le ponen constantemente cortapisas, el empleado terminará abandonando la agencia.

5. “Tienes que consultármelo siempre antes”
Esta frase pone de manifiesto dos cosas: que estamos intentando apropiarnos de las ideas del empleado haciéndole pasar antes por nuestro filtro, o que no confiamos en él. O lo que es lo mismo, que somos malos jefes o que tenemos un mal empleado.

6. “Ojalá las cosas fueran diferentes”
Con frases como éstas no hacemos sino alentar las desesperanza y la impotencia entre nuestros empleados. Coja de una vez el toro por los cuernos, busque soluciones a los problemas y haga que sus palabras se conviertan en realidades.

A nuestros clientes

7. “No podemos medirlo todo”
Es cierto que los “marketeros”, y más los “marketeros” digitales, no son omniscientes y que no siempre pueden medirlo todo, pero eso no quiere decir que éstos deban arrojar la toalla sin al menos intentarlo. Se trata de identificar las métricas más importantes para el cliente y poner el foco en ellas.

8. “Lo siento”
En realidad no hay nada malo en esta frase. Lo malo es utilizarla constantemente como frase “comodín” en nuestras relaciones con el cliente. En el universo “marketero” hay muchísimos factores que influyen en el fracaso de una campaña. Afortunadamente no siempre la agencia es la culpable o al menos la culpable de todo. Utilice esta frase sólo cuando no le quede más remedio que asumir toda la culpa en un problema.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir