líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Accenture desafía la ley de la gravedad en este angustioso spot sobre la salud mental

Marketing y PublicidadImagen del spot "Gravity" de Accenture

Accenture aborda la salud mental en este agobiante spot

Accenture desafía la ley de la gravedad en este angustioso spot sobre la salud mental

Filmado en formato vertical, el nuevo spot de Accenture en Filipinas zambulle al espectador en la vorágine emocional en la que se encuentra atrapada una mujer mientras le confiesa a alguien por teléfono sus problemas de salud mental.

Aunque es a menudo ninguneada en los entornos laborales, la salud mental se marchita muchas veces en el lugar de trabajo y pone a los empleados al borde de un abracadabrante precipicio del que son incapaces de apartarse por la falta de apoyo por parte de su propia empresa.

En torno a la salud mental (tristemente baqueteada en el lugar de trabajo) orbita precisamente un angustioso spot estrenado recientemente por Accenture en Filipinas.

Filmado en formato vertical, el anuncio zambulle al espectador en la vorágine emocional en la que se encuentra atrapada una mujer mientras le confiesa a alguien por teléfono los males que la acucian.

La protagonista relata los desafíos a los que se enfrenta por ser el principal sustento económico de su familia, tener que pagar la medicación para tratar el trastorno bipolar de su madre, lidiar con el cáncer que su sufre su tía y estar aún de duelo por el reciente fallecimiento de su abuelo.

Mientras la joven da cuenta de los problemas que zahieren su alma, la habitación en la que se encuentra gira sobre sí misma desafiando la ley de la gravedad y arrastra múltiples muebles, libros y cuadros a su paso, dejando muy pocos objetos a los que la protagonista pueda realmente agarrarse para bregar (en el plano metafórico) con su particular drama.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

En cada escena se insta al espectador a girar su teléfono, lo cual le sumerge aún más si cabe en el caos (a fin de empatizar con el terremoto emocional que afecta a la protagonista).

Bautizado con el nombre de «Gravity», el spot es en realidad el filme inaugural de la campaña «#StoriesofAccenture Vertical Film Festival» de Accenture.

Con «Gravity» la consultora ilustra la forma en que procura soporte a sus empleados para batallar contra los problemas de salud mental. La historia relatada en el anuncio es en realidad la historia real de Camille, una empleada de Accenture que hizo uso en su día de iTalk, el servicio de apoyo emocional que la empresa brinda a su plantilla desde el año 2005.

En los próximos meses y como parte de la campaña «#StoriesofAccenture Vertical Film Festival» verán la luz otros cuatro anuncios que colocarán sobre los focos otros aspectos de la cultura empresarial de Accenture: la inclusión y la diversidad, el aprendizaje y el desarrollo, la ciudadanía corporativa y la creatividad y el dinamismo en el lugar de trabajo.

La idea de la que emergió la nueva campaña de Accenture en tierras filipinas, que rubrica la agencia Gigil, echa raíces en un proyecto de «crowdsourcing» emprendido por la propia compañía entre sus trabajadores, a los que animó a compartir sus experiencias con la empresa vía Instagram Stories. De todas las experiencias allí compartidas fueron seleccionadas cinco, que son las que protagonizan ahora la campaña «#StoriesofAccenture Vertical Film Festival».

«Era nuestro deber hacer justicia a tan inspiradoras historias contándolas de manera innovadora, filmándolas en formato vertical. No teníamos lamentablemente guía en la que apoyarnos para hacer lo que estábamos haciendo, pero gracias a la paciencia y el apoyo de Accenture, nuestro trabajo dio finalmente frutos», explica Herbert Hernandez, fundador y socio de Gigil.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

No es la primera vez por cierto que una campaña apuesta por el vídeo en formato vertical. Apple ya se colgó al año pasado del brazo de este formato con el spot «Vertical Cinema» dirigido por Damien Chazelle.

La última campaña de Gigil para Accenture es una «rara avis» en el porfolio de Gigil, que en los últimos tiempos se la ha jugado todo a la carta del surrealismo más descacharrante en cómicas campañas para RC Cola, Julie’s Bakeshop, Mega Tuna o Unioil.

 

Los marketeros andan como pollo sin cabeza en el gallinero de la transformación digitalAnteriorSigueinteLa psicología del color: cómo las empresas utilizan el color para remarcar sus valores

Noticias recomendadas