líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

4 razones por las que el talento está huyendo en desbandada de las empresas

Tendencias en MarketingSi el talento huye en desbandada de las empresas, es porque estas no han retenido adecuadamente ese talento

Así se explica la fuga de talento que padecen a día de hoy las empresas

4 razones por las que el talento está huyendo en desbandada de las empresas

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Durante la pandemia muchos empleados reevaluaron la dirección que querían que tomar en su carrera profesional y se están largando con su talento a otra parte.

En la nueva era poscovid el talento se está fugando en masa de las empresas. Durante la pandemia muchos empleados reevaluaron la dirección que querían que tomar en su carrera profesional y en consecuencia, una vez pasado lo peor de la crisis, están dando plantón a empleadores que nunca les satisficieron plenamente en el plano laboral (y que quizás pisotearon vilmente su talento).

Pero, ¿por qué se está produciendo exactamente semejante (y preocupante) fuga de talento en el seno en tantísimas empresas? De acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos y Reino Unido por Beamery, la respuesta a esta pregunta se reduce a cuatro razones principales:

1. No brindar oportunidades de crecimiento a los trabajadores

Si bien el 83% de los empleados creen que las empresas en las que están en nómina deberían procurarles soporte en su progresión profesional, el 44% se lamenta de la ausencia de oportunidades reales para crecer profesionalmente.

Es más que evidente que si las compañías no proporcionan a sus empleados espacio para crecer, estos no tardarán en marcharse con su talento a otra parte. De ahí que sean tan importantes los programas de retención de talento que echan anclas en las particulares habilidades de los empleados y les brindan la oportunidad de escalar posiciones dentro de las empresas.

2. Confundir satisfacción con lealtad

Aunque aproximadamente la mitad de los empleados están satisfechos con la forma que sus empleadores lidiaron con la pandemia, el 53% está considerando dejar su actual puesto de trabajo en el transcurso de los próximos doce meses y aproximadamente una cuarta parte está buscando ya nuevas oportunidades laborales.

La comunicación es absolutamente clave. Y los líderes deberían tomarse la molestia de preguntar regularmente a las personas a su cargo qué mejoras pueden implementar (flexibilidad en el trabajo, programas de «mentoring» o sistemas de recompensas, por ejemplo) para evitar quedarse compuestos y sin talento.

3. Ignorar la conciliación laboral

Durante la pandemia muchos trabajadores sintieron que había mejorado sustancialmente la conciliación de vida personal y vida laboral gracias al trabajo en remoto. Y aquello que ganaron durante la crisis del coronavirus no quieren perderlo así como así en el nueva era poscovid.

Más de una tercera parte de los empleados cree que la conciliación laboral emprendió la cuesta hacia arriba durante la pandemia y el 42% reclama flexibilidad laboral a la hora de reincorporarse a la oficina.

«Es importante que los líderes garanticen a su empleados que la conciliación laboral continúa siendo una prioridad», enfatiza Abakar Saidov, cofundador y CEO de Beamery. «Y para ello es necesario adoptar un enfoque híbrido en virtud del cual los trabajadores puedan determinar por sí mismos qué opciones de trabajo son las más adecuadas para ellos, asegurándose simultáneamente de que hay suficiente contacto cara a cara para mantera alta la moral del equipo y realizar progresos en los objetivos previamente marcados», añade.

Resulta asimismo altamente recomendable que los líderes espoleen la creatividad de sus empleados dejándoles tiempo para embarcarse en proyectos al margen de sus principales tareas laborales y para dar alas a sus pasiones. Son asimismo vitales las pausas y las reuniones liberadas de las ubicuas videollamadas para procurar algo de paz mental a los trabajadores y poner coto al «burnout».

4. No priorizar la salud mental

Casi una tercera parte de los empleados reclama mayor soporte desde el punto de vista de la salud mental en el trabajo, pero solo el 24% siente que los departamentos de recursos humanos están haciendo esfuerzos realmente genuinos para poner en primer plano la salud mental.

Es fundamental que los líderes se anticipen a los problemas de salud de sus empleados y que no esperan a que estos acudan a ellos en busca de ayuda. En relación con la salud mental las empresas deben ser mucho más proactivas.

 

Retail X360, una forma diferente de desarrollar proyectos para retailAnteriorSigueinteMinerva Piquero se pone al frente de la comunicación de Sygris

Contenido patrocinado