Checklists

¿Qué cosas son las que más horripilan al creativo de una agencia de publicidad?

¿Qué cosas son las que más horripilan al creativo de una agencia de publicidad?¿Hombres lobo, vampiros, fantasmas? No, lo que más horripila al creativo de una agencia de publicidad no es ninguna de estas criaturas sobrenaturales. Lo que verdaderamente pone los pelos de punta a los creativos son ciertas actitudes por parte de los clientes de la agencia. Enfrentados a este tipo de actitudes, los creativos pueden llegar a convertirse en una réplica exacta del célebre cuadro “El grito” de Edvard Munch. ¿Quiere saber qué es lo que hace temblar como un flan a un creativo de una agencia publicidad? Paul Suggett nos revela en About.com la “criptonita” capaz de anular los “poderes” de los creativos publicitarios:

1. El cliente cambia de repente de opinión
Cuando esto ocurre, el creativo no puede sino echarse a temblar. Que el cliente cambie de repente de opinión quiere decir que, si quiere ajustarse al calendario previamente fijado, el creativo tendrá que anular sus planes para el fin de semana, trabajar hasta tarde y desayunar a base de pizza y cerveza fría sin moverse de su puesto de trabajo durante días.

2. El cliente muestra la propuesta del creativo a algún miembro de su familia y éste no la entiende
Da igual que el hermano, la abuela o la cuñada del cliente no formen parte del público objetivo del producto para el que el creativo tiene que diseñar una campaña publicitaria. El cliente se empeña en pedir opinión sobre ella a todo el mundo, éste o no dentro del público objetivo del producto. ¿Las consecuencias? Que el creativo termina teniendo un ataque de nervios.

3. El cliente quiere que el creativo combine dos ideas diferentes
A los clientes les cuesta mucho tener las ideas claras. Si al director de comunicación le gusta la idea, al CEO le gusta la idea B. Y como no se ponen de acuerdo, terminan pidiendo al creativo una especie de “Frankenstein” de ideas. Así, todo el mundo está contento, menos los consumidores, los comerciales, los creativos y también en último término, y debido a las pobres ventas, el propio cliente.

4. El cliente quiere echar un vistazo a la campaña y avisa al creativo de un día para otro
El diálogo entre cliente y agencia siempre es positivo, pero para surtir efecto debe estar cuidadosamente planificado y preparado. Que el cliente haga “visitas” inesperadas al creativo no sólo es increíblemente molesto, sino también potencialmente destructivo. Los procesos creativos necesitan tiempo para desarrollarse y a menudo no toman forma hasta el día antes de la presentación al cliente. Por eso, es importante no interrumpirlos con demasiadas “visitas sorpresa”.

5. El cliente confiesa al creativo que las ideas propuestas son demasiado arriesgadas para la empresa en el momento actual
El desarrollo de buenas ideas implica la asunción de riesgos. Las ideas que juegan sobre seguro pasan desapercibidas, no proporcionan premios a las agencias y se limitan a coger el dinero del cliente y reciclarlo en una campaña publicitaria totalmente anodina.

6. El cliente demanda al creativo la creación de una campaña viral
Todas las agencias de publicidad quieren que sus campañas sean virales. En la nueva era 2.0 no ser viral es prácticamente sinónimo de pasar desapercibido. El problema es que, cuando el cliente demanda a la agencia una campaña viral, lo que en realidad quiere es “algo absolutamente fantástico con un presupuesto limitado”, poniendo de esta manera contra las cuerdas a los creativos.

7. El cliente cree tener una idea realmente buena
Los clientes pueden tener buenas ideas. La generación de buenas ideas no es patrimonio exclusivo de las agencias de publicidad. El problema surge cuando el cliente se aferra a sus ideas y no quiere limitarse a plasmarlas en el briefing proporcionado a la agencia en forma de sugerencias. Cuando esto sucede, los directores de arte y copys de las agencias tienen que volverse literalmente locos sacando “oro” de las ideas del cliente. Y rara vez triunfan en su cometido.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir