Checklists

Por qué los negocios 2.0 son como las citas

Por qué los negocios 2.0 son como las citasEn las omnipresentes redes sociales, los negocios son un juego de seducción entre marcas y clientes, tanto que los nuevos negocios 2.0 son en realidad como las citas. La similitud entre los negocios en las redes sociales y las citas se basa en las siguientes razones que Jeff Bullas enumera a continuación en su blog:

1. Lleva tiempo conocerse el uno al otro y construir una relación basada en la confianza
En los negocios 2.0, rara vez existe el amor a primera vista. Los “matrimonios” surgidos de los flechazos tienen en realidad éxito en muy contadas ocasiones. Y es que el “amor” en las redes sociales, como en la vida real, tarda en madurar.

2. El objetivo último no es “llevarse al huerto” al cliente
Como las citas, los negocios 2.0 centrados únicamente y exclusivamente en “llevarse al huerto” al cliente están abocados a extinguirse tarde o temprano. Para prosperar, las relaciones entre marcas y clientes deben ser multifacéticas y no estar centradas únicas y exclusivamente en la venta.

3. No hay que “acosar” al cliente
Para meterse en el bolsillo al cliente, hay que estar siempre en su radar pero sin acosarlo. Se trata de facilitarte información actualizada y relevante sobre la marca, pero sin preguntarle de manera constante sobre su “trato” con la empresa.

4. Las primeras impresiones pueden ser engañosas
Una primera cita puede ser perfecta, pero ello no quiere decir que los que han participado en la misma estén destinados a un matrimonio feliz y duradero. Algo similar sucede en el universo de las negocios 2.0. Para encontrar a nuestro príncipe azul, es necesario a veces besar muchos sapos.

5. A diferentes necesidades, diferentes “amantes”
Antes de embarcarse en una relación 2.0, hay que tener claro lo que esperamos de ella y el tiempo que queremos que ésta se prolongue en el tiempo.

6. La presunción es aburrida
Del mismo modo que un amante que presume siempre de ser el mejor termina resultando molesto, también las marcas demasiado presuntuosas en los social media terminan colmando la paciencia del consumidor.

7. A veces, lo bueno se hace esperar
En ocasiones, tenemos citas con personas con las que no termina de surgir la “chispa” y con las que nos reencontramos después para descubrir que estamos ante nuestra media naranja. Las segundas y terceras oportunidades terminan a veces dando fruto también en el mundo de los negocios.

8. No hay que intentar convertir a nuestro “amante” en lo que no es
Algunas personas se empeñan en convertir a sus parejas en algo completamente distinto de lo que son y en la mayor parte de los casos sus intentos terminan viéndose frustrados. Lo mismo sucede en el mundo de los negocios 2.0. Es necesaria la aceptación mutua para que la relación prospere.

9. Hay que saber cuál es el momento de romper
En las redes sociales, como en la vida real, hay que saber cuando el que era nuestro amante ideal ha dejado de serlo.

10. Debemos dejar claras nuestras intenciones desde el principio
Para que las relaciones en los negocios 2.0 terminen llegando a buen puerto, es preciso que ambas partes pongan las cartas sobre la mesa y dejen claras sus intenciones desde el principio.

11. Es fácil detectar a los “farsantes”
Los “farsantes” son fáciles de detectar en las primeras citas y también en los albores de un negocio 2.0. Son aquellos que se limitan a decirnos lo que queremos escuchar y no se muestran nunca del todo transparentes.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir