líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué Netflix debería dar la vuelta como un calcetín a la publicidad

Medios de comunicaciónNetflix debería aprovechar la oportunidad para reinventar la publicidad

Así podría Neflix reinventar la publicidad

Por qué Netflix debería dar la vuelta como un calcetín a la publicidad

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En su apuesta por la publicidad Netflix debería aprovechar la oportunidad para dar una completa vuelta de tuerca a los anuncios (y distanciarse del clásico modelo televisivo).

Netflix, que otrora echaba pestes de la publicidad, ha terminado rindiéndose a sus encantos (espoleado por su número preocupantemente a la baja de suscriptores). Durante la última edición de Cannes Lions corrió, de hecho, la voz de que la célebre plataforma de vídeo en streaming se había reunido en la Costa Azul francesa con Google para pergeñar un nuevo tipo de suscripción financiada por publicidad.

La empresa de Los Gatos está más que dispuesta (no le queda otra) a arrojarse en los brazos de la publicidad. La cuestión es cómo dará forma a su romance (absolutamente impepinable) con los anuncios. ¿Lo hará dando simplemente cobijo a algunas pausas publicitarias en sus series y películas (tal y como hace ya Hulu en la actualidad) o aprovechará la oportunidad para reimaginar por completo la publicidad?

Cabe esperar (y desear) que Netflix apueste por la segunda opción. Al fin y al cabo, nadie obliga a la empresa liderada por Reed Hastings y Ted Sarandos a adherirse a las tradicionales reglas de la televisión lineal. Netflix debería al menos esforzarse para hacer digeribles los anuncios a una audiencia acostumbrada a ver series y películas sin interrupción alguna.

En un artículo para AdAge Deacon Webster disecciona las posibles maneras en que Netflix podría dar una vuelta de tuerca a la publicidad tal y como hoy la conocemos:

1. Dejar la forma en que se comparten los datos en manos de sus usuarios

En lugar de cobijarse bajo la sombra de «walled gardens» cerrados a cal y canto, quizás Netflix haría bien permitiendo que sus usuarios decidan sobre la cantidad de datos que desean compartir y con quién.

¿Y si las nuevas suscripciones financiadas por publicidad de Netflix estuvieran de alguna manera emparentadas con la predisposición del usuario a compartir sus datos? ¿Y si cuantos más datos personales se avinieran los usuarios a compartir con Netflix, más baratas fueran las tarifas que abonan mensualmente a la compañía?

2. Descartar la repetición publicitaria

En Hulu la repitición publicitaria está a la orden del día. No es nada extraño ser confrontado con idéntico anuncio varias veces en un show. Y se trata de algo sumamente molesto.

Hulu asegura que se apoya en soluciones de software para dar el alto a la repetición, pero tales soluciones se aplican única y exclusivamente a quienes realizan compras directas de espacios publicitarios en su plataforma. En este sentido, los anunciantes que apuestan por la compra programática para abrirse paso en Hulu tienen cero control sobre el orden en que se emiten los spots en un show o sobre su frecuencia de aparición.

3. Retener inventario para grandes eventos

¿Y si Netflix tuviera la feliz ocurrencia de que los anuncios que aterricen en los capítulos de la segunda temporada de El juego del calamar pudieran comprarse única y exclusivamente de manera directa y a un precio premium?

Los anunciantes ganarían en prestigio por estar presentes (publicitariamente hablando) en tan magno acontecimiento televisivo y estarían además más prontos a crear publicidad personalizada y ajustada al argumento de la segunda temporada de El juego del calamar.

4. Recompensar los anuncios donde el usuario resista la tentación de pulsar el botón «skip ad«

Parece que en Netflix no incluirá ningún botón «skip ad», pero ¿y si permitiera a los anunciantes incorporar un botón de estas características? De esta forma, Netflix podría premiar a las marcas cuyos anuncios fueran contemplados hasta al final con mayor asiduidad con emplazamientos gratuitos o más económicos por hacer a la compañía el inconmensurable favor de no hacer la publicidad insoportablemente disruptiva en sus dominios.

5. Apostar por los shows de naturaleza «shoppable«

¿No sería acaso una buena idea que el bikini que Pogue luce en la serie Outer Banks pudiera comprarse de manera directa en Netflix con tan solo unos pocos clics?

6. Desarrollar publicidad revestida de contenido de calidad

Netflix podría y debería desarrollar publicidad que tomara la forma de contenido de calidad a ojos del usuarios. Durante la emisión de Stranger Things podría entrar, por ejemplo, en escena el Demogorgon haciendo «reviews» de productos durante las pausas publicitarias o haciendo incluso «sampling».

7. Gamificar el visionado de la publicidad

Netflix es una plataforma interactiva y debería utilizar aún más esta característica en su propio beneficio. ¿Y si los usuarios que vieran las seis temporadas de Peaky Blinders en apenas una semana fueran agasajadas, por ejemplo, con una botella de Bushmills?

8. Permitir al usuario explorar contenido relevante a niveles más profundos

Si alguien contemplara en Netflix el documental de Martin Scorsese sobre los Rolling Stones, sería una buena idea que pudiera acceder también desde la plataforma de vídeo en streaming a los discos de la banda británica en Spotify y también el audiobook de la autobiografía de Keith Richards. Las posibilidades son francamente infinitas.

Temas

Netflix

 

Acierto.com aumenta un 61% sus leads y disminuye un 56% el CPC con Standard Smartad de OutbrainAnteriorSigueinteEurostars Hotel Company anima a sus clientes a reconectar con el verano

Contenido patrocinado