Digital

Jeff Bezos levanta el misterio que envuelve a Blue Origin

blue-origin3"Bienvenidos a Blue Origin. Gracias por venir". Con estas palabras Jeff Bezos, multimillonario fundador de Amazon, abría las puertas y daba la bienvenida a la prensa por primera vez en la secreta base de Blue Origin, proyecto con el que el gigante del comercio electrónico quiere conquistar el espacio.

La era de la exploración espacial ya no tiene únicamente a la NASA como su principal baluarte si no que las empresas privadas se han lanzado a la carrera. Aquí encontramos a la mencionada Blue Origin y su "sano" competidor SpaceX, de la mano de Elon Musk. El último consiguió poner en órbita con éxito un cohete hace escasas semanas.

Quizás ante los últimos triunfos reportados por Musk, Blue Origin haya decidido abrir sus puertas para dar a conocer los proyectos en los que están trabajando. Así lo han podido comprobar un pequeño grupo formado por 11 periodistas en una visita guiada por el propio Bezos durante cuatro horas.

Bezos ha respondido pacientemente a todas las preguntas formuladas por los periodistas. El mayor interés se ha centrado en los futuros planes sobre turismo espacial en los que están trabajando. De esta forma hemos conocido que la nave espacial New Shepard, que se puso con éxito en órbita el pasado mes de noviembre y regresó en enero, volverá muy pronto a surcar los cielos.

En función de los resultados que se cosechen con esta segunda prueba comenzarían dentro de poco los viajes de los primeros turistas al espacio. La aeronave es capaz de transportar un total de seis que podrán disfrutar además de unos minutos de ingravidez. Las fechas que se barajan apuntan a principios de 2018.

Bezos comenzó a trabajar en el proyecto de Blue Origin en el año 2000 aunque pocas personas eran conocedoras de esta iniciativa. Durante los siguientes años, un grupo formado por seis ingenieros y científicos investigaron si había posibilidades de viajar el espacio a través de otros mecanismos que no fueran los cohetes propulsados por combustión química. Por el momento, parece que no hay forma.

blue-origin4

El CEO de Amazon ha explicado a los periodistas que el espacio y los cohetes han sido su sueño desde que tenía cinco años y que el éxito de Amazon ha sido como el billete de lotería que le ha permitido cumplirlo. Una de las pocas preguntas a las que no ha contestado ha sido la cantidad invertida en este proyecto. “Digamos que es mucho”, se ha limitado a decir.

No fue hasta 2005 cuando se inició el camino en serio en la fabricación de cohetes aunque muy pocos conocían los trabajos que allí se estaban desarrollando. Durante años fue un misterio hasta que no hace mucho fuimos testigos en el Cabo Cañaveral del anuncio de Blue Origin.

Una de las cosas que esta iniciativa comparte con SpaceX es que Bezos, al igual que lo hace Musk, no habla como si lo estuviese haciendo de un negocio si no como parte del glorioso futuro que le espera a la Humanidad en los viajes espaciales, tal y como recogen desde The New York Times.

Por el momento, los planes de negocio de Blue Origin pasan por varios pilares. El primero de ellos es el turismo espacial. Aunque muchos ven aquí una nueva excentricidad de los bolsillos más acaudalados, lo cierto es que estamos ante un paso necesario del desarrollo tecnológico.

blue-origin2

La segunda de las vías de negocio pasa por la venta de sus motores de cohetes a otras compañías como United Launch Alliance.

Una de las cosas que si ha dejado claras Bezos es que el secretismo y hermetismo que ha envuelto a su soñado proyecto tan solo han respondido a su deseo de evitar grandes promesas que puede que no se hubiesen cumplido finalmente.

Esta no será la única jornada de puertas abiertas de la que seremos testigos en Blue Origin. A finales de año la compañía ofrecerá más detalles sobre los nuevos diseños de sus cohetes y la prueba de sus primeros vuelos turísticos espaciales.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir