líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Bruselas abre un procedimiento formal contra X (Twitter)

La CE abre una investigación contra X (Twitter) por saltarse a la torera la Ley de Servicios Digitales

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La Comisión Europea ha abierto una investigación formal contra Twitter por quebrantar supuestamente las normas imperantes en la UE sobre desinformación, contenido ilegal y transparencia.

X, la red social otrora conocida como Twitter, está (otra vez) en el punto de mira de la Comisión Europea (CE). El Ejecutivo comunitario ha tomado la determinación de abrir una investigación formal contra Twitter por quebrantar supuestamente las normas imperantes en la Unión Europea (UE) sobre desinformación, contenido ilegal y transparencia.

La decisión de Bruselas de abrir un procedimiento formal contra X se produce semanas después de que la CE solicitara a la red social de Elon Musk pruebas de sus esfuerzos para acatar las leyes europeas encaminadas a erradicar el discurso de odio, el racismo y las «fake news» en las plataformas online que operan en la UE.

En virtud de lo previsto por Ley de Servicios Digitales (DSA), que entró en vigor el pasado mes de agosto, las compañías pueden ser sancionadas con multas de hasta el 6% de su facturación global o ser castigadas incluso con la prohibición de sus operaciones en el seno de la UE si se demuestra que saltan a la torera las normas.

Thierry Breton, comisario de Mercado Interior y Servicios, que es el encargado de vigilar el cumplimiento de la DSA, confirmó ayer en un tuit la investigación abierta contra Twitter (X).

De acuerdo con Breton, el procedimiento contra X se ampara en la sospecha del quebrantamiento de las obligaciones de la red social para poner palos en las ruedas al contenido de naturaleza ilegal en sus dominios, en la sospecha del incumplimiento de sus obligaciones de transparencia y la sospecha del uso de un diseño engañoso de la interfaz de usuario.

La investigación relativa al supuesto diseño de naturaleza engañosa en el que habría incurrido X se refiere específicamente a los «checks» azul de verificación, que están hoy por hoy única y exclusivamente disponibles para aquellos usuarios que pagan una suscripción en la red social. Antes de que Elon Musk se pusiera a los mandos de Twitter, los «checks» azules de verificación eran otorgados gratuitamente a personajes de relevancia pública como políticos, periodistas, actores, cantantes y deportistas.

Bruselas ya había advertido previamente a X sobre un eventual quebrantamiento de la DSA

El pasado mes de junio, tras una reunión con Breton en California, Musk insistió en que X acataría la regulación vigente en la UE. Sin embargo, en los últimos meses la red social ha sido asaeteada a críticas por la presencia de «fake news» y «hate speech» en sus dominios, particularmente desde que Hamás atacara a Israel el pasado 7 de octubre y el Gobierno de Benjamín Netanyahu respondiera a continuación con bombardeos en Gaza.

Apenas tres días después del inicio del conflicto bélico en Oriente Próximo, el 10 de octubre, la UE remitió una misiva formal a X en la que echaba en cara a la red social que estaba diseminando contenido ilegal y desinformación directamente emparentada con la guerra entre Israel y Gaza.

Linda Yaccarino, CEO de X, respondió a continuación a Breton que la compañía estaba trabajando de manera activa para responder a las necesidades derivadas el conflicto en Oriente Próximo y que había eliminado, de hecho, cientos de cuentas afiliadas a Hamás.

«No hay lugar en X para organizaciones terroristas o grupos extremistas violentos y continuamos eliminando esas cuentas en tiempo real», recalcó por aquel entonces Yaccarino.

Sin embargo, las medidas emprendidas en las últimas semanas por X para contener la desinformación y el discurso de odio en su plataforma no parecen haber sido suficientes a ojos de la CE. Y puesto que en los dos últimos meses ha habido un bueno número de encuentros bilaterales entre Breton, Musk y Yaccarino, la decisión de Bruselas de abrir una investigación formal contra X no habría sido en modo alguno una sorpresa para la red social, aseguran varios oficiales de la CE.

La investigación emprendida por Bruselas examinará si X da fuelle al contenido propagado por las cuentas provistas de «check» de verificación azul y confunde así de alguna manera a los usuarios, que creen estar siendo confrontados con fuentes verificadas de información (cuando no es así necesariamente).

A la CE le preocupa asimismo que X no esté invirtiendo lo suficiente para acatar las normas europeas en las diferentes lenguas que se utilizan en el seno de la UE. La red social contaría, por ejemplo, con un único moderador de contenido en Países Bajos, donde se habla neerlandés.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Más del 92% de los equipos de marketing cree que cumplirá con sus objetivos empresariales de 2023AnteriorSigueinteApple, obligado a dejar de vender en EE.UU. algunos modelos de su Apple Watch por violar algunas patentes

Contenido patrocinado