Social Media Marketing

Under Armour retira su publicidad de YouTube ante la falta de control sobre el contenido

YouTube vuelve a meter la pata: más de 300 marcas afectadas por la falta de brand safety

Una investigación de CNN ha puesto al descubierto el grave problema de brand safety que sigue creciendo en YouTube y que afecta a la publicidad de más de 300 compañías de todos los sectores.

YouTube vuelve a meter la pata: más de 300 marcas afectadas por la falta de brand safetyAunque Facebook ha estado en el punto de mira de manera continuada en las últimas semanas a raíz de la filtración de datos de hasta 85 millones de usuarios, esta evidente falta de control dentro de las plataformas digitales no solo es un problema de la red social de Zuckerberg.

Otro gigante digital, Google, ya tuvo que enfrentarse el pasado año a la enorme polémica en la que se vio envuelta tras salir a la luz la inserción de publicidad de marcas muy conocidas en contenidos violentos, extremistas o poco adecuados para determinadas audiencias.

Tal fue el revuelo que muchas compañías decidieron retirar su publicidad de la plataforma de vídeos hasta que YouTube solucionase el problema. Por su parte, la red social audiovisual hacía público su compromiso para reforzar sus políticas y controles.

Sin embargo, meses después, parece que YouTube todavía no ha sido capaz de poner coto a los contenidos violentos o de odio y, sobre todo, ha fracasado estrepitosamente a la hora de demostrar a sus clientes, los anunciantes, su capacidad para ofrecerles un entorno publicitario seguro.

La evidencia de ello es una nueva investigación llevada a cabo por CNN que ha puesto al descubierto el grave problema de brand safety que sigue creciendo en YouTube. El medio ha dado a conocer que los anuncios de más de 300 compañías de todos los sectores, han sido integradas dentro de vídeos nacionalistas, pedófilos, de teorías conspiradoras o propagandísticos de Corea del Norte.

Entre ellas se encuentran marcas como Adidas, Amazon, Cisco, Facebook, Hilton, LinkedIn, Netflix, Hershey o Under Armour que desconocían que esta situación siguiese produciéndose a día de hoy.

Es por ello que, tras conocer estos datos, Under Armour ha decidido pausar sus acciones publicitarias en la plataforma digital hasta nuevo aviso.

“Tenemos unas pautas muy claras y estamos trabajando con YouTube para entender cómo ha podido suceder esto. Nos tomamos estas cuestiones muy en serio y trabajamos para rectificarlo de inmediato”, explica un portavoz de la marca deportiva a CNN.

Por su parte, YouTube ha enviado un comunicado en el que afirman: “Cuando hallamos que hay anuncios que se emiten erróneamente junto a contenidos que no cumplen nuestras políticas, los eliminamos de manera inmediata. Sabemos que, incluso cuando los vídeos cumplen con nuestras pautas publicitarias, no todos son apropiados para todas las marcas, pero estamos comprometidos a trabajar con los anunciantes para solucionarlo”.

Si esta fuese la primera vez que YouTube pronuncia este discurso, quizá habría alguien que se lo creería, pero la plataforma de vídeos ha encadenado una serie de errores que podría pagar muy caro si las marcas deciden abandonarla definitivamente (y no solo de cara a la galería).

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir