líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Lo que los marketeros pueden aprender de Barbie

5 lecciones teñidas de rosa que pueden aprender los marketeros del "hype" de Barbie

En las entrañas de ese gran fenómeno global que es la nueva película de Barbie hay agazapadas muchas lecciones para los marketeros.

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Escoltada por una campaña de marketing absolutamente colosal que ha coloreado de rosa medio mundo, Barbie, la primera película «live-action» inspirada en la famosa muñeca de Mattel, ha aterrizado por fin en los cines con el objetivo de convertirse en el gran acontecimiento cinematográfico del año (con el permiso de Oppenheimer, cuyo público objetivo parece a bote pronto mucho más reducido que el del nuevo y mucho más palomitero largometraje de Greta Gerwig).

Con su acertada nostalgia preñada de feminismo Barbie se ha convertido en un fenómeno que trasciende el universo del cine y que está en realidad fuertemente anclado en la cultura pop, a la que dado sin lugar a dudas nuevos bríos en la era de la Generación Z (mucho más renuente que las generaciones precedentes a abrazar los gustos emanados de las masas).

De ese gran fenómeno (a todos los niveles) que es Barbie los marketeros pueden aprender las lecciones que Isabelle Rogat disecciona a continuación en un artículo para W&V:

1. Convertir la precampaña en una prioridad

La principal motivo por el que (casi) todo el mundo se ha contagiado a estas alturas de la fiebre rosa de Barbie es que la película lleva promocionándose desde hace meses. Una inteligente yuxtaposición de tráilers y «leyendas urbanas» (como que las existencias de pintura de color rosa se habían agotado a escala global por culpa del rodaje de Barbie) ha espoleado de manera constante la popularidad del filme y lo ha colocado sistemáticamente en el primer plano informativo (sin proporcionar en realidad información nueva a los fans).

2. Dar rienda suelta a los «memes»

En una campaña de marketing al uso los «memes» de naturaleza irónica podrían constituir quizás un riesgo. Sin embargo, la de Barbie no es definitivamente una campaña de marketing convencional. Desde que el largometraje estrenara su primer tráiler, Barbie se ha convertido en un semillero de «memes» que celebran y se mofan simultáneamente del idílico universo de color rosa chicle donde habita la celebérrima muñeca. Puede que no todos los «memes» nacidos de las entrañas de Barbie sean laudatorios, pero han proporcionado publicidad totalmente gratuita a la película y la han llevado de manera orgánica a las vidas de millones de espectadores potenciales.

3. Sacar tajada de la confrontación

«Barbenheimer», como ha sido bautizado el duelo cinematográfico que libran desde ayer en las salas de cines Barbie y Oppenheimer, ha sido un fenómeno nacido de las entrañas de la red de redes que han espoleado los fans de una y otra película. Y lejos de distanciarse de este fenómeno, Barbie se ha tomado la molestia de avivarlo en el transcurso de los últimos días para conquistar la atención de personas ajenas target y anidar quizás en su corazón.

4. No subestimar el poder de la simplicidad

Aunque tiene múltiples ramificaciones en diferentes soportes, la campaña de marketing de Barbie es en realidad fuertemente deudora de la simplicidad. Hace unas semanas el nuevo filme protagonizado por Margot Robbie y Ryan Gosling se anunciaba, por ejemplo, con una valla de color rosa en la que estaba estampada una única frase (21 de julio) y con ello le bastaba y le sobraba para atrapar la atención de fans y no fans. Cuando una campaña, aun siendo muy creativa, abusa de la complejidad, pierde inevitablemente conexión con las masas. Barbie lo sabe y por eso se lo ha jugado todo a la carta de la simplicidad.

5. Todo (absolutamente todo) puede erigirse en soporte publicitario

El «hype» de Barbie ha sido alimentado en buena medida por su inteligente estrategia de medios, en la que es igual de relevante como soporte publicitario una valla o un anuncio para la televisión que una casa, un taxi o una hamburguesa. Barbie ha sabido plantar su semilla en todos los soportes a su alcance y así ha conseguido echar brotes verdes en la cabeza y el corazón de millones de espectadores a lo largo y ancho del globo.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Maybelline y Microsoft crean opciones de maquillaje virtual para usar en videollamadasAnteriorSigueinteLa revista Glamour apuesta por la IA: crea su primera portada generada totalmente con esta herramienta

Contenido patrocinado