líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MarketingUn árbol y la naturaleza a través de una bola de cristal

La concienciación en España sobre el medio ambiente

La mitad de los españoles no cree en el apoyo de las marcas al medio ambiente

Una encuesta de Appinio ha dejado claro el nuevo perfil del consumidor consciente con el medio ambiente y los cambios en los hábitos como consecuencia. Sin embargo, las marcas no aprueban en cuanto a acciones de sostenibilidad.

Cada vez más marcas están más concienciadas acerca de la importancia de trabajar por cuidar el medio ambiente, a sabiendas de que para los consumidores se trata de un factor decisivo. Este último dato ha vuelto a quedar probado con la última encuesta que Appinio ha realizado por el Día Internacional de la Tierra, celebrado el 22 de abril.

Según los resultados, 9 de cada 10 españoles cree en el cambio climático y un 88% afirma que se necesita un giro global en las políticas climáticas, con el fin de minimizar las consecuencias.

En cuanto a la percepción de los ciudadanos con respecto al compromiso con las cuestiones ambientales de las entidades de España, un 77% considera que los políticos son los que menos lo están. A estos les siguen los inversores y el sector financiero, con un 74%. En el lado opuesto encontramos las ONGs (81%) y los organismos de investigación (75%).

¿Cómo se ha visto afectado el consumo por la conciencia con el medio ambiente?

Con la mayor conciencia ecológica ha surgido un nuevo perfil de consumidor que se ha vuelto más consciente a la hora de comprar. Sin embargo, un 56% de los encuestados afirma que cada vez más marcas fingen preocuparse por el medio ambiente. Esto ha llevado al surgimiento de términos como el Greenwashing o acciones de marketing verde.

«El consumidor es consciente de cuándo esa transformación se realiza con sentido o simplemente es algo artificial, lo que puede tener un efecto negativo en la percepción de esa empresa», comenta Livia Mirón, Country Manager de Appinio en España.

Centrándonos en el comportamiento, el 58% señala que alguna vez ha dejado de comprar o usar una marca porque considera que no se preocupaba lo suficiente por el medio ambiente. Además, un 81% ha indicado que alguna vez ha comprobado si la empresa era respetuosa antes de consumir, frente a un 20% que no lo hace nunca.

El embalaje reciclado (55%), las etiquetas de los envases (41%) o la certificación ecológica (41%) son algunos de los aspectos en los que más se fijan los compradores.

Los nuevos hábitos adquiridos para cuidar el planeta

Más allá de los comportamientos como consumidores, la población ha traducido esa preocupación por el impacto ambiental de su actividad en nuevos hábitos. Algunos de esos pasos han sido apagar la luz al salir de la habitación (97%), hacer uso de los contenedores de reciclaje (91%) o reducir el consumo de plásticos de un solo uso (87%).

Asimismo, el 64% tiene como objetivo aumentar el uso de medios de transporte más respetuosos, como las bicicletas eléctricas o los coches eléctricos o híbridos.

Una galáctica "superpifia" marketera llamada SuperligaAnteriorSigueinteHeineken se mofa en este anuncio con mucha guasa de la naufragada Superliga

Noticias recomendadas