Tendencias

El espejo inteligente que te da su opinión

Adiós personal shopper, hola probador inteligente

La Inteligencia Artificial llega al mundo del retail para ayudar a las tiendas físicas a ofrecer el mejor customer experience posible y competir en igualdad de condiciones con el ecommerce puro

tienda de ropa

¿Se imagina un probador que, en función de su historial de compra y sus gustos, le proponga outfits y prendas y se comunique con el personal de la tienda para que se lo entregue sin tener que salir de él? Esta opción, que pretende mejorar la experiencia del cliente es, además, una herramienta para que el comercio físico pueda competir con el online.

Si no visualiza el vídeo embedded haga clic aquí.

La experiencia de compra del cliente se ha convertido en un elemento clave para fidelizarlo. Por eso las marcas cada vez se preocupan más por conseguir que los consumidores tengan experiencias perfectas.

Si pensamos en una de esas experiencias, ¿a quién no le gustaría, al mirarse en el espejo del probador de una tienda, mientras se prueba una prenda de ropa, escuchar otra opinión o recibir sugerencias sobre cómo combinarla? ¡Y todo ello sin salir del probador!

SAP lo ha conseguido y ha transformado el smart mirror en ese experto en moda que sabe hasta el último detalle sobre el estilo de la persona que tiene delante, gracias a sus aplicaciones de experiencia de cliente.

¿Cómo lo hace?

Esta herramienta, dirigida a la industria de fashion retail, permite a los compradores vivir una experiencia mágica. Todo comienza en el probador de una tienda con un proceso sencillo y rápido de identificación personal. A partir de ahí la experiencia empieza a ser personalizada.

Desde el probador, el cliente puede acceder al catálogo de la tienda, recibir recomendaciones de diferentes prendas según sus gustos, tener acceso a las búsquedas realizadas desde su casa, incorporar a este momento de compra prendas que ha decidido probarse una vez en la tienda… Y, además, con la posibilidad de solicitar una talla o un color diferente de la prenda que se está probando. El dependiente recibirá un aviso en su smartwatch para que pueda acercar las nuevas prendas al cliente en el probador adecuado. ¡Sin que el cliente tenga que salir de él!

Esta experiencia permite a la marca tener mucha más información de lo que ocurre en el canal físico. A través de este espejo se puede saber qué prendas se prueba el cliente, los tejidos y colores por los que se decanta, qué artículos se termina comprando, el tiempo de permanencia en la tienda… Gracias al conocimiento adquirido en todas estas interacciones (tejidos, colores, tallas…) el cliente puede seguir recibiendo recomendaciones personalizadas. De esta forma el canal físico se une al canal digital

Una vez finalizada la compra y sin salir del probador, el cliente puede realizar el pago de una forma segura y sencilla pulsando un simple botón. Las prendas pueden ser recogidas en el mostrador antes de abandonar la tienda o, si el comprador lo prefiere, las puede recibir en su domicilio en el plazo de 24 o 48 horas.

Antes de finalizar la sesión, el espejo invita al cliente a compartir su experiencia de compra con la marca mediante una corta encuesta de satisfacción, que, unida a los datos que se han ido recopilando a lo largo de la compra, son fundamentales para que la marca conozca realmente los gustos y preferencias de sus clientes. Gracias a ello, las futuras interacciones serán aún más personalizadas y por tanto más satisfactorias para los clientes.

El probador inteligente se puede convertir, sin duda, en un gran atractivo para que las tiendas físicas puedan competir con el comercio electrónico

Al proporcionar al cliente una experiencia que se beneficia de las ventajas del mundo físico y también del digital. Además, la intimidad del cliente está completamente preservada porque el espejo no tiene cámara. Interactúa con las prendas por medio de un escáner.

Se está estudiando la posibilidad de desarrollar espejos inteligentes con cámara, para ubicarlos en las tiendas, fuera de la zona de probadores, y que los clientes se puedan probar ropa de forma virtual.

Objetivo: convertir a los clientes en fans

Ha habido un cambio importante en las empresas, que ha sido situar al cliente en el centro del negocio. En ese contexto, el 70% de los clientes consideran la experiencia de compra como un factor fundamental a la hora de decidirse a comprar un producto o contratar un servicio. Conscientes de ello, la experiencia que ofrecen a sus clientes se ha convertido en una gran preocupación para las empresas, que trabajan para proporcionar una experiencia 10. De esta forma lograrán convertir a sus clientes en fans y ganárselos para siempre.

SAP ha desarrollado esta aplicación de espejo inteligente, dentro de su oferta de Customer Experience para ayudar a las empresas del sector de moda retail a proporcionar la mejor experiencia a sus clientes y convertirlos en fans.

Además, con esta oferta SAP proporciona una auténtica visión de los clientes y contribuye a cerrar la brecha que existe entre la experiencia que las marcas creen estar ofreciendo y lo que realmente perciben sus clientes: hoy en día el 80% de los directivos está convencido de que sus empresas ofrecen una experiencia cinco estrellas, pero solo el 8% de sus clientes está de acuerdo.

Nota de prensa

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir