líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Mercedes-Benz, IKEA o H&M: las grandes empresas huyen en estampida de Rusia

AnunciantesImagen de un coche de Mercedes-Benz

El éxodo masivo de grandes empresas de Rusia

Mercedes-Benz, IKEA o H&M: las grandes empresas huyen en estampida de Rusia

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Desde que se iniciara la guerra en Ucrania el pasado jueves un buen número de grandes empresas han anunciado su intención de dar el alto a sus negocios en Rusia.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia se ha traducido en los últimos días en la salida masiva de país euroasiático de no pocas multinacionales. Desde que se iniciara la guerra el pasado jueves un buen número de empresas han anunciado su intención de dar el alto a sus negocios en territorio ruso.

Están dando particularmente la espalda a Rusia compañías adscritas al ramo de la automoción. Mercedes-Benz, Volkswagen, General Motors, Mitsubishi, Renault, Harley-Davidson, Ford, Jaguar, BMW, Honda, Mazda y la división de camiones de Daimler y Volvo tienen ya previsto salir de Rusia en protesta por la invasión de Ucrania por parte de las tropas del Kremlin.

Especialmente drásticos con los movimientos emprendidos por General Motors, que cancelará todas las exportaciones de automóviles a Rusia, y por Ford, que ha decidido dinamitar su «joint venture» en el país eslavo con la compañía Sollers.

Están huyendo en desbandada de Rusia empresas de todos los ámbitos de actividad

Están dando asimismo la espalda a Rusia empresas del ramo petrolero y energético, muchas de las cuales tienen allí activos valorados en miles de millones de euros.

Han emprendido ya medidas para mostrar su disconformidad con la guerra desencadenada por Rusia en Ucrania TotalEnergies, BP, Shell, Equinor, Orsted, Exxon, Eni, OMV, Centrica, Siemens Energía y también Galp, que anunciaba ayer que daría el alto a las nuevas compras de productos petrolíferos oriundos de Rusia.

Uno de los movimientos más enérgicos es el de la petrolera británica BP, que se desprenderá de la participación del 19,75% que tiene en el titán ruso del petróleo Rosneft, tal y como recoge Cinco Días.

También duras son las medidas implementadas por ExxonMobil, que tiene intención de poner a la venta sus activos de petróleo y gas, cuyo valor está estimado en más de 4.000 millones de dólares.

Por la desinversión en Rusia apostará asimismo la empresa energética italiana Eni, que venderá la participación que tenía en el gasoducto Blue Stream junto a Gazprom.

La catarata de empresas dispuestas a liberarse del tóxico abrazo de Rusia es también especialmente caudalosa en el ramo de la logística. Fedex, Ocean Network Express, Maersk, Deutsche Post, Hapag-Lloyd, MSC, Kuehne und Nagel y Frontline ya ha anunciado que suspenderán sus operaciones en Rusia. Y también la naviera danesa Maersk interrumpirá el envío de mercancías con origen o con destino en Rusia.

H&M, Nike y Apple han restringido total o parcialmente sus operaciones en Rusia

En el ramo del retail son varias las empresas que han anunciado planes para poner en suspenso sus operaciones en Rusia. Una de ellas en H&M, que prevé la paralización de todas sus operaciones en Rusia.

«H&M ha decidido suspender de forma temporal todas las ventas en Rusia. Las tiendas en Ucrania ya han sido cerradas temporalmente debido a la seguridad de los clientes y de nuestros colegas», asevera la empresa sueca.

Por su parte, Nike ha anunciado en en su web en lengua rusa que no puede garantizar el envío de productos a sus clientes en Rusia y ha tomado, por ende, la determinación de suspender las transacciones en aquel país a través de su app y su tienda online.

adidas, rival de Nike en el ámbito de los artículos deportivos, anunciaba hace un par de días que suspendería de manera inmediata su acuerdo con Unión del Fútbol de Rusia tras la guerra desatada por el Kremlin en tierras ucranianas.

Otro retailer que ha impuesto restricciones a sus actividades en Rusia es Apple, que el pasado martes suspendía las ventas de todos sus productos en Rusia. Apple Pay y otros servicios de la compañía de Cupertino han sido asimismo «limitados» en el país euroasiático.

Adscrito al ramo de retail está asimismo IKEA, que ha anunciado este jueves la suspensión temporal de sus actividades en Rusia y Bielorrusia por la guerra en Ucrania.

En el universo del streaming, ha habido también movimientos por parte de las empresas que se desenvuelven en este ámbito de actividad. En las últimas horas Netflix ha anunciado que paralizará toda su actividad de producción en Rusia, así como la adquisición de contenidos en este país. Y Spotify, por su parte, ha bajado la persiana de su oficina en Rusia y han impuesto asimismo cortapisas en el acceso al contenido publicado por los medios estatales rusos.

Si posamos la mirada en el ramo financiero, HSBC, Nordea Raiffeisen Bank y el banco dubaití Mashreqbank han dejado ya de prestar dinero a los bancos rusos.

 

Cines Filmax se suma a la transcomunicación para la promoción de sus salas 4DX y ScreenXAnteriorSigueinteNuestros números hablan por nosotros, la campaña de agencia Spicy para Bnext

Contenido patrocinado