Anunciantes

¿Es verdaderamente creíble la apuesta de Nike por el deporte femenino?

Nike y su espaldarazo al deporte femenino: ¿una apuesta tan loable como cínica?

Nike ha lanzado recientemente una ambiciosa campaña con el foco puesto en el fútbol femenino. Sin embargo, hay quienes acusan a la marca de doble moral en su aproximación al deporte femenino.

nikeUna niña de diez años y más de una docena de futbolistas famosas procedentes de todos los rincones del planeta copan los flashes en "Dream Further", el emotivo spot que Nike se ha sacado de la chistera con motivo de la Copa Mundial Femenina de Fútbol.

En el anuncio la joven promesa del balompié Malena Cook viaja de la mano de las que constituyen sus ídolos por estadios de todo el globo y sueña con emularlas algún día (aunque sea mínimamente).

“Dream Further” es a todas luces una producción extraordinariamente onerosa. De todos modos, no es absoluto casual que Nike haya aprovechado el Mundial Femenino de Fútbol para colocar bajo los focos a las mujeres (habitualmente ninguneadas en la galaxia del “deporte rey”).

“Vemos en las mujeres grandiosas posibilidades”, asegura Amy Montagne, VP GM of Global Categories de Nike, en declaraciones a Handelsblatt.

Aunque el célebre fabricante estadounidense de artículos deportivos no aporta cifras específicas a este respecto, a día de hoy ni una cuarta parte de sus ingresos echa raíces en la venta de productos especialmente pensados para las féminas. Y Nike quiere que esta proporción pegue el estirón apostando fuerte (muy fuerte) por el deporte femenino y poniendo por supuesto mucho dinero sobre la mesa para conseguirlo.

Nike da el do de pecho por el deporte femenino

El pasado mes de marzo Nike presentó en sociedad un nuevo sujetador deportivo (la columna vertebral de todas las colecciones de prendas deportivas con el foco puesto en la mujer). Y hace un par de años la compañía norteamericana fue el centro de todas las miradas (preñadas de loas) con el lanzamiento de un pañuelo para que las mujeres de religión musulmana pudieran cubrir sus cabezas durante la práctica de actividades deportivas.

Que Nike haya decidido posar sus ojos en el fútbol femenino en particular obedece, por otra parte, a motivos muy concretos (y calculados al milímetro): al otro del charco este deporte goza de muchísimo protagonismo. En Estados Unidos “el deporte femenino es más emocionante que el fútbol masculino”, admite Montagne.

Además, en el Mundial Femenino de Fútbol, que se celebra actualmente en Francia, Nike viste a 13 de las 24 combinados nacionales que allí concurren.

El fútbol no es, de todos modos, el único deporte al que Nike tiene a bien tirar los tejos. Hace no mucho la marca estadounidense levantó el telón de su primera colección de yoga. Nike está además muy presente en la WNBA (la liga de baloncesto femenino de más pedigrí allende los mares). Y en colaboración con la aclamada tenista Serena Williams la marca norteamericana acaba de alumbrar una colección “lifestyle”.

En el universo del deporte femenino Nike compite de manera directa con marcas como Lulumenon y también con Reebok, la filial estadounidense de Adidas.

Está claro que Nike está más dispuesto a otorgar el protagonismo que merece al deporte femenino, pero ¿es su apuesta verdaderamente creíble?

Hace unas semanas la atleta estadounidense Alysia Montaño sembraba la polémica con un artículo publicado en The New York Times en el que denunciaba la doble moral de Nike en su aproximación al deporte femenino.

En el artículo Montaño se lamenta de que Nike, en calidad de sponsor, la forzó a continuar corriendo en avanzado estado de gestación cuando se quedó encinta y que, tras el parto, trató de acelerar su reincorporación (so pena de dejarla sin sueldo). Además, otras atletas como Allyson Felix han respaldado efectivamente el relato de Montano.

No obstante, y ante el clamor de las críticas, Nike ya ha anunciado que finiquitará las sanciones a las atletas que se queden embarazadas.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir