líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tricromía

La tricomía es el procedimiento fotográfico y fotomecánico de reproducción de todos los colores mediante la estampación sucesiva de los tres colores fundamentales.

¿Para qué sirve la tricromía?

Su función principal es dotar a las fotografías y películas de colores que pueda percibir el ojo humano en función de la gama de colores que necesitemos representar.

¿Cómo funciona la tricromía?

La teoría colorimétrica utiliza las propiedades fisiológicas de la visión humana y su percepción de los colores. El hombre es una especie tricromática, su ojo tiene tres tipos de conos, cada tipo de cono tiene una sensibilidad diferente a las distintas longitudes de onda que forman el espectro de la luz visible. En consecuencia, el número infinito de posibles espectros de luz puede resumirse, desde el punto de vista de la visión humana, como la reacción de los tres tipos de conos. Muchas luces físicamente diferentes se perciben de forma idéntica.

Se eligen tres colores que deben ser primarios entre sí, es decir, la sensación que da una de estas luces no puede obtenerse mezclando las otras dos. Estos colores pueden ser monocromáticos o no. Serán las únicas primarias del sistema. Mezclando estos tres colores en todas las proporciones posibles se obtiene un conjunto de colores llamados gama.

Ninguna gama puede cubrir todos los colores visibles, las primarias deben elegirse de forma que puedan representar los colores más importantes.

La pureza colorimétrica de todos los colores de la gama es necesariamente inferior a la de los primarios. Los colores ubicados en el diagrama de cromaticidad fuera del triángulo primario son inaccesibles.

Origen de la tricromía

La primera fotografía en color permanente fue tomada en 1861, por este método, por el físico escocés James Clerk Maxwell que presentó su método aditivo de fotografía en color en Londres, con la intención de demostrar que cualquier color podía obtenerse mezclando luces de los tres colores primarios (rojo, amarillo y azul) en diferentes proporciones. Probó la teoría haciendo pasar la luz a través de filtros coloreados combinados y proyectando el resultado en una pantalla.

Posteriormente Charles Cros y Louis Ducos du Hauron idearon un método mediante el cual se fotografiaba 3 veces el mismo objeto, pero cada vez con un filtro de vidrio coloreado (azul verde y rojo) para obtener 3 negativos del objeto (amarillo, cyan y magenta). Luego superponiendo los 3 negativos se obtenía una reproducción muy fiel del original. Los mejores resultados se obtenían cuanto más exactamente la mezcla del rojo, verde y azul se aproximaran al blanco, siendo tales los tonos a emplear en los vidrios.

Saber más sobre tricromía