líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Tríptico

Es un folleto informativo doblado y dividido en tres partes, consiguiendo hasta seis zonas de imagen y escritura para ofrecer la mayor cantidad de información posible.

¿Para qué sirve un tríptico?

Un tríptico es un folleto por lo que lo utilizamos para presentar la información de forma resumida y esquematizada, sin profundizar en el tema. En él además debe incluir los datos de contacto, nombre de empresa, call to action y demás información que sirva a los usuarios para contactar con la empresa.

Normalmente los trípticos tienen la función de informar sobre un producto, un evento o un lugar con la intención de que la persona que lo lee realice algún tipo de interacción con la empresa anunciante.

Estructura de un tríptico

  1. Portada: en ella suele aparecer una imágen que llame la atención de los receptores mostrando algo representativo del tema que se va a tratar en su interior. Debe ser una pieza única de fácil comprensión para el usuario y que a simple vista sepan cuál es el contenido del tríptico.
  2. Página 2: introducción al tema que vamos a tratar de forma genérica, se suele utilizar un estilo de escritura que resulte atrayente para los lectores, que además de informar les incite a continuar leyendo o informarse sobre el producto por otros medios.
  3. Páginas 3 y 4: desarrollo, en esta sección tiene sentido clasificar la información por áreas temáticas para que los lectores capten el mensaje de una forma clara y concisa, fomentando su interés por nuestro contenido. En esta sección detallaremos todo lo que queremos que sepan nuestros posibles clientes.
  4. Página 5: en ella incluiremos una conclusión sobre la información detallada anteriormente. Es un cierre en el que además podemos volver a recalcar la cualidad que nos diferencia o llamadas a la acción.
  5. Contraportada: es la última página del tríptico y debe contener toda la información de contacto que podamos ofrecer como teléfono, email, dirección…

Tipos de tríptico

  • Tríptico publicitario: es aquel que tiene como objetivo convencer al lector de que compre o siga comprando un producto o servicio. Normalmente se encuentra en los lugares de venta, salas de recepción, agencias de viajes. También podemos utilizarlos en nuestras estrategias de buzoneo.
  • Tríptico propagandísticos: se utilizan sobretodo en campañas políticas, ya que su objetivo es convencer a los usuarios de seguir unas ideas más o menos generales. Pueden utilizarse para movilizar a la gente y presionar al gobierno para conseguir mejoras.
  • Tríptico informativo: prima la importancia por informar al lector de algo. Esto suele estar en museos o galerias, donde el visitante necesita información sobre lo que va a visitar. También son muy comunes en hospitales o escuelas para explicar de forma breve y visual un tema en concreto.
  • Tríptico artístico: se brinda al lector una experiencia única muy visual, en la que aparecen fotos, poemas u otras obras artísticas. En el siglo XV era muy común que las grandes pinturas se realizaran en tres partes unidas por bisagras a las que se llamaba tríptico.

Saber más sobre tríptico