líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk y Twitter deberán finiquitar la compra antes del 28 de octubre si no quieren ir a juicio

Social Media MarketingElon Musk y Twitter tienen de plazo hasta el 28 de octubre para llegar a un acuerdo

Elon Musk y Twitter deberán ponerse de acuerdo antes del 28 de octubre

Elon Musk y Twitter deberán finiquitar la compra antes del 28 de octubre si no quieren ir a juicio

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Twitter y Elon Musk deberán finiquitar la operación antes del 28 de octubre. Y si no lo consiguen, el juicio se reanudará en noviembre.

Tras la misiva que los abogados de Elon Musk remitieron el pasado a Twitter dando cuenta de la intención de su cliente de retomar la adquisición de la red social, muchos creyeron asistir al último capítulo de una interminable saga que se dilata ya desde casi medio año. Sin embargo, el desenlace del «culebrón» se hará esperar aún un poco. Pese a que el CEO de Tesla parece haber ofrecido a Twitter la pipa de la paz, la red social del pájaro azul no las tiene todas consigo y no termina de fiarse del carácter extraordinariamente veleidoso del sudafricano, por lo que prefiere andar con pies de plomo antes de cerrar un acuerdo con Elon Musk.

Por su parte, el magnate tiene bastante prisa en cerrar cuanto antes un acuerdo y ha pedido a la jueza del tribunal del Delaware donde iba a verse las caras con Twitter a partir del próximo 17 de octubre que suspenda el juicio. Puesto que Twitter no quiere anular el juicio antes de tenerlo todo bien atado, la magistrada ha optado por una solución intermedia y ha dado a las dos partes involucradas en el proceso tres semanas de plazo para llegar a un acuerdo y cerrar la transacción. Twitter y Elon Musk deberán finiquitar la operación antes del 28 de octubre. Y si no lo consiguen, el juicio se reanudará en noviembre.

La financiación (aún dudosa) de la operación y el deseo de los directivos de Twitter de blindarse ante eventuales demandas de Elon Musk es que lo que divide actualmente a ambas partes. Toda hace prever que el acuerdo llegará antes del 28 de octubre, pero en vista de lo rocambolesco de la historia es imposible no descartar otro «plot twist».

«Les escribimos para notificarles que Musk y sus socios tienen la intención de proceder al cierre de la transacción contemplada en el acuerdo de fusión del 25 de abril de 2022, en los términos y con sujeción a las condiciones establecidas en el mismo y a la espera de recibir los fondos de la financiación de la deuda contemplados en el mismo», decía la epístola remitida el pasado partes a Twitter por los abogados del empresario oriundo de Pretoria.

Twitter teme que Elon Musk se la vuelva a jugar

Del contenido de la carta se colige que Musk está aún a la espera de recibir los fondos necesarios para completar la adquisición de Twitter, lo cual podría convertirse en problema, pues el sudafricano estaría pagando por la red social un precio por encima del mercado. La red de microblogging teme que Musk, escudándose en su imposibilidad de obtener fondos para financiar la compra, vuelva a desdecirse y cancelar otra vez la operación.

Twitter quiere además obtener garantías de con el acuerdo se ponga punto y final a todos los litigios con Elon Musk. Su intención sería impedir que el CEO de Tesla eche el guante a la empresa, despida a todos sus directivos y a continuación los demande, por ejemplo, por fraude.

La red social del pajarito tomó la determinación de demandar a Elon Musk después de que este suspendiera en julio el acuerdo alcanzado en abril para comprar Twitter por 44.000 millones de dólares alegando que la compañía le había mentido sobre la proporción real de cuentas «fake» en sus dominios. La intención de Twitter era que Musk cumpliera con los términos del acuerdo. Sin embargo, el CEO de Tesla ha reiterado en múltiples ocasiones en los últimos meses que fue Twitter quien incumplió lo acordado en abril y que por eso el acuerdo de compra era en realidad nulo. Según avanzaron los meses, los argumentos de Musk demostraron ser cada vez más endebles y, ante la perspectiva de morder el polvo en los tribunales, el magnate sudafricano capituló y retomó la compra de Twitter, que ahora quiere asegurarse de que no hay ningún cabo suelto para sellar definitivamente la paz con el CEO de Tesla.

El hecho de Elon Musk y Twitter no hayan llegado aún a un acuerdo escama a los inversores, que castigaron ayer a los títulos de la red social con una caída en los parqués bursátiles del 3,7% hasta los 49,39 dólares (frente a los 54,20 dólares por acción que pagará previsiblemente el sudafricano por la compañía).

 

Twitter presenta los tuits multimedia, un feliz batiburrillo de vídeos, fotos y GIFsAnteriorSigueinteFundación Mutua lanza un canal de podcast para reforzar la difusión de sus contenidos divulgativos a la sociedad

Contenido patrocinado