líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Pros y contras de la compra de Elon Musk de Twitter: expertos del sector dan su opinión

Social Media MarketingElon Musk con una ilustración de un móvil con el logo de Twitter

Expertos del sector analizan la compra de Elon Musk de Twitter

Pros y contras de la compra de Elon Musk de Twitter: expertos del sector dan su opinión

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Repasamos de la mano de expertos del sector cuáles son los pros y las contras de la compra de Twitter por parte de Elon Musk.

La semana ha arrancado con un bombazo: la compra de Twitter por parte de Elon Musk por 44.000 millones de dólares. La red social ha cedido finalmente a la propuesta del dueño de Tesla y SpaceX, aunque al principio parecía que la iba a rechazar.

El multimillonario ha dejado claro en diversas ocasiones que lo que pretende con esta adquisición es devolver la «democracia» a la plataforma y que vuelva la libertad de expresión, entre otros objetivos. La repercusión ha sido tal que Musk ha ganado más de 3 millones de seguidores en Twitter y ha recibido casi dos millones de retuits, según datos de Tweet Binder.

La recuperación de la libertad de expresión

«Quiere lo que llaman ‘free speech’, o sea, que cada uno, dentro de unas reglas o una educación, sea capaz de dar su opinión sobre cualquier tema», asegura a MarketingDirecto.com Ismael El-Qudsi, CEO de SocialPubli.com.

Desde este medio hemos querido conocer la opinión de profesionales de las redes sociales y de la comunicación del sector acerca de este gran cambio para Twitter. Según El-Qudsi, el haber bloqueado cuentas ha hecho «que mucha gente haya ido dejando la plataforma durante los últimos años porque no se sentía respaldada».

«Ha empezado a fallar en algunas ocasiones el tema de la libertad de expresión», declara Fátima Martínez, especialista y docente en marketing digital y redes sociales. La profesional apunta que «Twitter necesitaba un poco de empuje«, sobre todo después de los últimos años desde la pandemia, a raíz de la cual «se ha contagiado como lo han hecho Facebook y el resto de redes sociales para acallar gente».

«Lo que noto fundamentalmente en nuestro país es que la gente tiene miedo a hablar«, dice, para más adelante incidir en que parece que Twitter «empuja a unos para eliminar a otros, es decir, que hay una información un poco sesgada a la que se da relevancia».

«Twitter era libertad de expresión pero habría que corregir el anonimato (al menos hacia dentro de la compañía) para asegurarnos libertad pero con seguridad», dice, por otro lado, Gaby Castellanos, CEO de Socialphilia.

La innovación que puede aportar

Elon Musk, aparte de ser la persona más rica del mundo, también es una de las mentes más innovadoras del panorama (o, al menos, una de las que cuenta con mayor repercusión). Gaby Castellanos destaca como ventaja, precisamente, el hecho de que sea «un visionario».

«Seguramente él como muchos de los que empezamos con la herramienta añoramos su etapa de innovación y lo útil que era. Posiblemente vuelva gracias a su intención y experiencia», augura. «Lo maravilloso que tenía Twitter como medio se ha desvirtuado con los años, ha intentado con modelos similares a Facebook, Instagram, TikTok o Clubhouse y aún no ha dado en el clavo«, sigue.

«Puede implementar muchas cosas positivas nuevas dentro de la red», coincide Fátima. Como ejemplo, pone el código abierto, para que los desarrolladores puedan hacer cosas nuevas de forma más rápida. «Lo que necesita Twitter es un poco de innovación, ir por delante de las demás«, agrega.

«Es un movimiento muy bueno para la red social, que estaba de capa caída, tanto publicitariamente como en uso«, comenta El-Qudsi.

La lucha contra los bots y los perfiles falsos

«Twitter es la plaza mayor del pueblo donde todo el mundo va a hablar y antes íbamos con toda la tranquilidad del mundo y ahora está lleno de bots. Todos los políticos y partidos tienen bots», especifica Martínez, después de señalar esto como uno de los puntos que va a cambiar Elon Musk con su llegada.

Precisamente, lo que busca Elon Musk es acabar con los bots y las cuentas falsas de Twitter. «Dice que va a luchar contra los robots falsos que inundan las redes sociales, y eso va a ser muy bueno para los usuarios», coincide El-Qudsi.

«Va a limpiar Twitter y va a hacer que todos los que están ahí sean personas y que respondan con su nombre, que no sea ese porcentaje altísimo de perfiles falsos», opina Félix Muñoz, consultor y profesor de marketing y comunicación, aparte de expresidente de la Academia de la Publicidad.

La otra cara de la moneda: los intereses privados

Por su parte, Muñoz deja claro que, hasta que no vea cambios hacia esa libertad de expresión, no se creerá nada. «Hace 20 años el tío más rico del mundo hubiera comprado un medio, hubiera comprado una televisión o un periódico; hoy, la persona más rica del mundo, lo normal es que compre el medio de comunicación digital más poderoso en términos de difusión«, explica.

A continuación, declara que, igual que hace dos décadas se hubiera realizado esa transacción para intentar influir en las noticias, hoy uno de los objetivos es ese. «Veremos a ver cuál es el grado de influencia que ejerce y cómo, de alguna manera, hace que las cosas que se digan, que las noticias que se cuenten, estén de alguna forma dirigidas», dice.

El-Qudsi también señala esto como una desventaja, en el sentido de que «va a ser una compañía privada que ya no va a estar en bolsa» y «que dependerá del dueño». Aun así, no lo ve como un aspecto necesariamente malo, al tratarse «de una de las personas más innovadoras del mundo». «No creo que vaya a afectar o que vaya a haber salidas masivas de usuarios, sino todo lo contrario, va a mejorar mucho la reputación de la herramienta», indica.

Lo que está por llegar

Martínez está de acuerdo con todo lo mencionado, pero vuelve a destacar que considera que, con esta transacción, «se va a ganar». «Él lo que pide es más claridad en las normas, más transparencia en los algoritmos, para que no funcionen a favor de unos y en contra de otros, y más libertad de expresión«, detalla.

«La compañía no pasará a sus manos hasta final de año, que es cuando se cierra la compra (se terminan de pagar los miles de millones)», recuerda Castellanos. «Esperamos que no le pase como tantos empresarios que compran medios, que no se le vaya a la cabeza ni al ego», continúa, para concluir con que considera que «es un gran cambio». Además, recomienda que se empiecen a comprar acciones, porque «fin de año será un buen momento para ser parte de la compañía».

Para terminar, Martínez hace especial hincapié en lo bien que pueda venir la llegada de Elon Musk a raíz de la nueva normativa europea que regula las grandes plataformas digitales. «Europa ha lanzado una norma específica para que los gobiernos puedan intervenir en las redes sociales», aclara. «Espero que tenga el poder suficiente como para no dejarse mangonear por los gobiernos«, añade, haciendo referencia a Musk.

 

A picotazo limpio: breve historia de la tumultuosa relación de Elon Musk y TwitterAnteriorSigueinteMás resilientes y más atractivas: así ven los consumidores a las marcas respetuosas con el planeta

Contenido patrocinado