Tendencias

El FOMO, el culpable de los derroches de los millennials

¿Por qué los millennials dilapidan dinero que no tienen? La culpa la tiene el FOMO

Por culpa del FOMO (o miedo de perderse algo) los millennials gastan más dinero del que tienen en la cuenta corriente e incurren en deudas.

millennialsEl FOMO (o la fobia a perderse algo en la red de redes) puede parecer a priori un problema bastante baladí para la generación criada a los pechos de Instagram. Sin embargo, lo cierto es que por culpa del FOMO los millennials están incurriendo (a lo tonto, a lo tonto) en cuantiosas deudas. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo al otro lado del charco por la empresa especializada en “brand experience” Qualtrics y la compañía de finanzas Credit Karma.

A pesar de que las deudas (originadas en gran parte por los préstamos para cursar estudios universitarios) persiguen como una mala sombra a la Generación del Milenio, el 39% de los millennials confiesa haber gastado dinero que no tiene con tal de estar a la altura de sus amigos (y no quedarse atrás).

El 73% de los jóvenes de entre 18 y 34 años que dilapidan dinero que no tienen por culpa del FOMO confiesa mantener en secreto este tipo de comportamientos (quizás por ser de naturaleza totalmente irresponsable y hasta vergonzante).

En el secretismo que rodea a las deudas engendradas por culpa el FOMO influye de manera determinante la renuencia de los más jóvenes a reconocer que no disfrutan de los mismos ingresos que sus amigos.

El 27% de los jóvenes confiesan que no se sienten cómodos diciendo “no” a actividades que sugieren sus amigos y que no pueden, sin embargo, permitirse el lujo de pagar.

Dos terceras partes de los jóvenes adscritos a la Generación del Milenio reconocen que se han sentido en alguna ocasión reconcomidos por los remordimientos después de gastar más de lo inicialmente previsto (en un contexto de tipo social).

El 36% de los jóvenes va más allá y admite que, de seguir gastando dinero al mismo ritmo (por culpa del FOMO) durante un periodo ininterrumpido de un año, incurriría inevitablemente en deudas.

Pero, ¿por qué los más jóvenes llegan al extremo de endeudarse impelidos por el FOMO? El 27% lo hace para no sentirse un “outsider” dentro de su propio grupo de amigos, el 26% para no perder a sus amistades y el 23% para no sentirse juzgado.

Donde más dinero (que no tienen) invierten los más jóvenes es en comidas y cenas (60%), en ropa (41%), en viajes (40%) y en dispositivos electrónicos (26%).

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir