Social Media Marketing

El influencer marketing aguanta el tirón

El coronavirus aprieta pero no ahoga (por ahora) al influencer marketing

Aunque el coronavirus ha restado inevitablemente brillo al influencer marketing, parece que los prescriptores están más que dispuestos a adaptarse a la situación actual.

 

influencer marketing

Autora de la imagen: Emma Reznikova

La crisis emanada del COVID-19 ha infligido un fortísimo golpe al otrora rozagante influencer marketing. Pero parece que esta disciplina se resiste a ser derribada a la primera de cambio por la pandemia y se siente perfectamente capaz de hacer frente a los cambios derivados de la actual emergencia sanitaria. Así se desprende al menos de un reciente estudio emprendido por la agencia alemana especializada en influencer marketing Pulse Advertising que puso baja la lupa a 127 instagramers con entre 10.000 y más de un millón de "followers".

El 63% de los influencers consultados por Pulse Advertising (que tienen la mayoría entre 25 y 34 años y están adscritos mayoritariamente al ramo de la moda y la beleza) asegura haber adaptado su comunicación a la situación actual. En este sentido, muchos prescriptores han abrazado temas como la educación sobre el COVID-19 y el entretenimiento en casa (apostando, por ejemplo, por las clases de cocina y los consejos de diseño de interiores).

La inmensa mayoría de los prescriptores, el 89% de los consultados, ha hincado ya el diente al coronavirus en sus redes sociales. Y lo han hecho en algunos casos porque se contemplan a sí mismo como "role models" y ejemplos a seguir por parte de su comunidad de "followers".

El 78% de los influencers declaran sentirse, de hecho, obligados a educar de alguna manera a sus seguidores sobre el coronavirus. Y el 46% dice estar tomando parte en campañas de terceros que pivotan temáticamente en torno al COVID-19.

Par algunos influencers abordar la pandemia en sus publicaciones en las redes sociales ha acabado trocándose en una necesidad insoslayable debido a la presión ejercida por su comunidad de "followers". El 36% asegura que sus seguidores han sacado a colación el tema solicitándoles activamente consejos.

Los influencers no tienen miedo de reinventarse, pero la incertidumbre económica les provoca zozobra

Así y todo, de los prescriptores sus "followers" no esperan tampoco consejos hiperprofesionalizados en calidad de expertos (que no son por otra parte). A los influencers su comunidad de seguidores les solicita que den su personal punto de vista sobre el coronavirus (como lo harían sobre cualquier otro tema).

No en vano, el 71% de los influencers asegura que las publicaciones en las que vuelcan sus propias experiencias y vivencias personales son las que gozan de una respuesta más positiva entre su público objetivo.

En tiempos de coronavirus los prescriptores están ávidos de experimentar. Pero su ánimo de experimentación no se circunscribe única y exclusivamente al contenidos. El 38% dice haber hecho sus pinitos en nuevas plataformas 2.0 como consecuencia de la pandemia.

TikTok es la red social a la que los influencers que se mueven originalmente en la arena de Instagram ponen ojos más golosos. El 88% ha posado su mirada en esta red social.

Aunque se están adaptando a los cambios propiciados por el COVID-19, la incertidumbre económica les pesa, no obstante, como una losa a los influencers. El 71% de los prescriptores consultados declara que los social media constituyen su principal fuente de ingresos. Y el 53% piensa que la pandemia afectará efectivamente a su profesión de manera muy negativa.

La mayor parte de los prescriptores, casi el 90%, sigue aceptando las colaboraciones pagadas que les hacen llegar las marcas. Aun sí, el 56% confiesa haber suspendido alguna campaña en curso o haber rechazado propuestas.

Que los influencers sigan colaborando con las marcas en los difíciles momentos actuales no parece, por otra parte, constituir un problema para su comunidad de seguidores. El 74% asegura que el "feedback" que recibe por parte de sus "followers" en lo relativo a las colaboraciones de pago con las marcas no son peores que antes de la crisis.

Parece, por lo tanto, que el influencer marketing puede seguir siendo una buena herramienta de trabajo para las marcas a fin de enfatizar aspectos de naturaleza social o abordar temáticas de nueva hornada.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir