Tendencias

La comida basura, en el punto de mira

La reclamación del nutricionista Carlos Ríos llega al nuevo Gobierno de la mano de Alberto Garzón

El nutricionista onubense, creador del movimiento Realfooding, lleva mucho tiempo a lo largo y ancho de las redes sociales predicando un estilo de vida saludable y acabar con "Matrix", como él mismo llama a la industria de los ultraprocesados.

Carlos Ríos

El nutricionista Carlos Ríos lidera desde hace años un movimiento que intenta luchar contra los ultraprocesados y los alimentos ricos en grasas y azúcares. Muchos tiempo lleva ya a lo largo y ancho de las redes sociales predicando un estilo de vida sano y saludable y acabar con "Matrix", como él mismo llama a la industria de los ultraprocesados. De hecho, hace apenas unas semanas que se atrevió con el lanzamiento de una app que escanea los alimentos para conocer si estos son buenos o malos procesados.

No es el único que buscar informar a la población de lo perjudicial de ciertos alimentos: Sinazúcar.org y un sinfín de nutricionistas también se unieron a Carlos Ríos y su lucha difícil de batallar. Sin embargo, parece que esta reclamación tendrá -supuestamente- resolución pronto debido al nuevo Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos. Parece que el Ministerio que lidera Alberto Garzón pondrá en el punto de mira la llamada comida basura.

Tal y como señala Voz Pópuli, el acuerdo estratégico de ambos partidos recoge la necesidad de crear un gravamen a los alimentos poco saludables. De hecho, esta idea fue recogida por la formación morada en su programa electoral.

El texto del pacto rezaba lo siguiente: "Reduciremos el impacto de la comida basura, al establecer obligaciones claras en el etiquetado, que deberá reflejar la calidad de los productos conforme al modelo del semáforo nutricional, así como una revisión de la fiscalidad de los alimentos ultraprocesados o ricos en grasas y azúcares. Además, se impulsará que la compra pública de alimentos para comedores escolares o de hospitales sea un modelo de alimentación de calidad y de cercanía".

El modelo del 'semáforo nutricional' que señala el texto se refiere a incorporar en los envases de los alimentos un dibujo que refleje las ventajas o desventajas nutricionales de los productos. De esta manera, a través de los colores, las personas podrán saber si la comida que están consumiendo es saludable o no recomendada para la salud,

Pese a este punto del texto, el partido liderado por Pedro Sánchez no recogía este tema en su programa de las elecciones del pasado 10 de noviembre. El acuerdo, en materia de derecho de las personas consumidores, incluía una modificación de la Ley de seguridad alimentaria para adecuarla a las exigencias contemporáneas de protección a las personas consumidoras y transparencia en su acción.

El medio señala que ya el pasado mes de octubre este tema fue punto de debate en el Parlamento de Cataluña al pedir al Gobierno un aumento de los impuestos de este tipo de alimentos del 10% al 21%, una petición de En Comú Podem y la ONG Justicia Alimentaria.

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir