líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A la pugna por TikTok se suma también Twitter

A TikTok le sale otro pretendiente más allá de Microsoft: Twitter quiere también darle "caza"

De acuerdo con The Wall Street Journal, Twitter habría seguido el ejemplo de Microsoft y se habría postulado también para adquirir TikTok.

tiktok

Autora de la imagen: Kateryna Katarovska

Microsoft parece no ser la única parte interesada a echar el lazo a TikTok, que se enfrenta al veto en Estados Unidos si no cambia de manos en las próximas semanas. Twitter ha tirado también a la caña a la app oriunda de China.

De acuerdo con The Wall Street Journal, la red social del pajarito habría seguido el ejemplo de Microsoft y se habría postulado también para adquirir TikTok.

A diferencia de Microsoft, que no descarta hacerse con todo el negocio global de TikTok, Twitter estaría interesado única y exclusivamente en incorporar a su porfolio las operaciones de TikTok en territorio estadounidense.

¿Conseguirá David (Twitter) imponerse sobre Goliat (Microsoft) en la pugna por atrapar a la red social más en forma del momento? Mientras Microsoft llevaría enfrascado en negociaciones con ByteDance, la matriz de TikTok, desde hace varias semanas, la red de microblogging estaría aún en conversaciones preliminares con la empresa china, por lo que la transacción sería a bote pronto más complicada para Twitter que para la empresa de Redmond.

En comparación con Microsoft, que tiene un valor de mercado de 1,6 billones de dólares, las cifras de Twitter son considerablemente más magras y su valor es de apenas 29.000 millones de dólares. Esta circunstancia representaría inevitablemente un importante óbice para la red social del pajarito si tenemos en cuenta que TikTok tendría un valor estimado, según los expertos, de varias decenas de miles de dólares.

Una adquisición de tales dimensiones sería inevitablemente difícil de financiar para Twitter, máxime para una compañía que está aún a la busca de un modelo sostenible de negocio. En el último trimestre del año la red social liderada por Jack Dorsey registró unas pérdidas de aproximadamente 1.200 millones de dólares.

Con un colchón financiero de reservas en metálico de apenas 7.800 millones de dólares Twitter no estaría a priori en posición de cerrar una transacción con TikTok. Microsoft, en cambio, tiene en sus arcas más de 136.000 millones de dólares en metálico.

En contra de Twitter como eventual comprador de TikTok hay unos cuantos factores en contra, pero también algunas circunstancias a favor

Para «casarse» con TikTok Twitter necesitaría, por consiguiente, el apoyo de inversores adicionales, algo que no parece del todo imposible porque la red de microblogging cuenta importantes inversores a su vera (Silver Lake, por ejemplo). Para que estos den su brazo a torcer y pongan el dinero necesario sobre la mesa Twitter debería, eso sí, convencerles antes de que dar caza al negocio estadounidense de TikTok es verdaderamente lucrativo (al menos a largo plazo).

Así y todo, la eventual adquisición de TikTok por parte de Twitter no se topará única y exclusivamente con obstáculos. Hay un factor que juega, de hecho, a su favor. Y es que debido a su tamaño relativamente pequeño lo tendría más fácil que Microsoft para recibir el visto bueno de las autoridades de la competencia.

Además, puesto que Twitter no opera en China desde el año 2009, la empresa tiene en principio pocas razones de peso para temer eventuales represalias por parte de las autoridades del gigante asiático. En cambio, Microsoft podría enfrentarse en China a severas restricciones en el futuro si finalmente echa el lazo a TikTok.

Conviene recordar asimismo que la red social del pajarito no es del todo bisoña en el negocio de la apps con el foco puesto en los vídeos de breve duración. Hasta el año 2016 Twitter operó Vine, por lo que la experiencia con esta aplicación podría resultarle ahora extraordinariamente útil a la hora de gestionar TikTok.

En contra de Twitter emerge, no obstante, otro eventual problema: que su CEO Jack Dorsey lo es solo a tiempo parcial y divide su tiempo entre la red social del pajarito y Square (a quien éste último parece, de hecho, dar prioridad).

Como en el caso de Microsoft, Twitter frente a sí otro problema a la hora de hincar el diente a TikTok y es que su target es radicalmente diferente del de TikTok, por lo que las sinergias entre una y otra parte se limitarían (si las hay) a la publicidad.

Hace unos días el presidente de Estados Unidos Donald Trump sugirió que el Departamento del Tesoro debería llevarse una suculenta porción del pastel si alguna empresa estadounidense lograba finalmente hacerse con TikTok, una circunstancia que colocaría a Twitter nuevamente en peor posición que a Microsoft a la hora de formalizar un acuerdo con ByteDance.

Por el momento ni Twitter ni TikTok han confirmado ni desmentido las supuestas conversaciones de cara a una adquisición de la filial de ByteDance por parte de la red social del pajarito.

 

Cómo ligar (y vivir para contarlo) en la era de la distancia social, según AXEAnteriorSigueinteProcter & Gamble incrementa más de un 8% su inversión en publicidad

Noticias recomendadas