El Marketing no es novedad

Este fin de semana me he sentado a la mesa con el director de marketing de una empresa china que quiere montar una planta de energía renovable (Son pocas las empresas chinas que están preocupadas por eso de que su país emita más toneladas de Co2 que Europ

Me contaba su viaje a Japón cuando ha lanzado un dato que me ha

Familia Kongó Gumi

dejado en estado de shock, ha visitado una empresa que llevaba más de 1400 años en marcha. He pensado que lo había entendido mal, no soy muy ducho en el dominio de la lengua de Shakespeare, pero al preguntarle otra vez, me lo confirma 1400 años… pero lo más asombroso estaba por llegar. Este señor ha tenido la oportunidad de ver los planes que tenía Kongó Gumi, así se llama la empresa, de la mano de uno de los descendientes de la dinastía, para ir generando su negocio de creación y venta de templos en sus primeros años de existencia.

Comenta que siempre había pensado en el marketing como algo revolucionario, que en relación a la larga trayectoria que  tiene el mundo del business, nuestra disciplina estaba casi en pañales… pues bien, se ha quedado perplejo, igual que yo al oírlo, que ya desde los comienzos de esta empresa se pensaba en términos marketinianos. Tenían diseñado un plan de estudio de las necesidades de los principales emperadores y adinerados que ejercían en el lejano oriente, esto les facilitó la posibilidad de entender como tenían que gestionar sus diseños para poder ir con los planos que iban a enamorar a los potenciales compradores.

Y es que no se hacían a medida, ellos diseñaban los planos y les presentaban las perfectas recreaciones a los emperadores para que pudieran elegirlos, según sus necesidades, sin tener que preocuparse de nada. Lógico, ¿para qué iba a perder el tiempo un emperador en pensar como lo quiere y luego transmitirlo, si viene alguien ya con las especificaciones exactas? 

Esto no es otra cosa que la orientación al cliente que tanto me cuesta hacerle entender a mi jefe, da igual que pienses que tienes un gran producto, solo importa si el cliente final lo ve así. Si te preocupas por identificar el modo de vida del cliente, sus intereses, sus necesidades insatisfechas, puedes detectar el segmento de mercado que está desatendido y atacarlo con las armas necesarias.

Cada día es más complejo sentar un precedente para efectuar grupos de consumidores homogéneos. Ahora es casi necesaria la personalización total o parcial de los productos, cada vez existen más servicios que proporcionan las variables modificables necesarias para poder personalizar el producto final. Desde camisetas hasta casas pasando por el coche (Buscar lo que hace por ejemplo Smart con su opción Taylor Made), ordenadores, teléfonos móviles (pensar que los Android tienen la ventaja comparativa la personalización total de sus pantallas)
Cada vez nos damos más a los productos personalizables y exclusivos. ¿Para qué vas a tener algo que tienen todos si puedes tener algo único?

Aún con todo tenemos mucho que avanzar en la detección de necesidades de nuestros clientes a ambos lados del océano, la incorporación de la tecnología nos abre miles de posibilidades: el estudio de las reacciones cerebrales por el Neuromarketing, la aplicación correcta de las ubicación de nuestros clientes por geolocalización,… todo un mundo de posibilidades por exprimir. ¿Nos lanzamos?

@IsraelDuval

Israel Duval

https://twitter.com/IsraelDuval
https://twitter.com/IsraelDuval
Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir