líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

WEB 3D: Innovación y exclusividad, la clave para obtener un alto ROI

Es cierto que innovación es una palabra bastante gastada debido al uso masivo y generalizado que se utiliza en diferentes foros, sea del sector que sea. Lo exclusivo, generalmente se asocia erróneamente a caro. Jordi Negre, Fundador y Director General, Dantex Group, es un firme defensor de la innovación real y práctica (de productos, procesos de comercialización, enfoques de comunicación, etc.) en la empresa. Según él, a través del conocimiento y del uso inteligente de la tecnología se pueden desarrollar proyectos de comunicación con características que combinadas entre sí permiten un alto retorno de la inversión: proyectos únicos, exclusivos, diferentes, innovadores, con un alto grado de personalización… y al mismo precio que un proyecto habitual o tradicional. De todo esto nos hablará mañana en su ponencia en The Future of Advertising.

Si hablamos de ROI, deberíamos entrar a debatir en serio de la necesidad de invertir inteligentemente, quizá de invertir algo más para obtener mucho más, de no confundir precio con valor, etc., pero el lector pensaría que nos están intentando vender algo más caro y por tanto, tomaremos como concepto básico que todo lo que afirmamos está contemplado bajo el prisma de que la exclusividad se puede desarrollar, implementar y adquirir, insisto, al mismo precio que un proyecto de comunicación, digamos, estándar.

Previamente, sería conveniente preguntarnos, honestamente, si como consumidores estamos realmente interesados en adquirir productos y servicios exclusivos o si por el contrario nos da igual consumir lo producido en serie, sin diferenciación, con baja innovación y sin un claro valor añadido. Es cierto, nos hemos acostumbrado a reducir nuestros gastos. Que nos hayamos acostumbrado no quiere decir que no apreciemos lo exclusivo y los valores que nos aporta. Los instintos de compra y nuestras motivaciones no han cambiado en absoluto, lo que pasa es que nos hemos adaptado a las circunstancias.

A nivel corporativo y profesional, el principio básico aplica exactamente igual. El nivel de autosatisfacción mediante la asociación de lo que somos, lo que conseguimos, como lo explicamos y como nos ven los demás, es uno de los motores de nuestro comportamiento empresarial. Y precisamente es aquí donde la tecnología juega un papel importante.

Podemos ser más eficientes y más competitivos si nos habituamos a trabajar con entornos web, corporativos y/o de producto que han sido conceptualizados y desarrollados en 3D y dejamos atrás, salvo excepciones, los proyectos tradicionales desarrollados en 2D.

La afirmación es muy básica. Si vemos películas que nos explican historias de una forma sensorial (vista, oído,…) más efectiva, si interactuamos con videojuegos de una forma más participativa (captura de movimientos), si disponemos de dispositivos móviles los cuales nos permiten no estar ligados a un determinado espacio o lugar (algunos con aplicaciones de Realidad Aumentada), etc. no deberíamos tratar el canal innovador por excelencia (la web) con la rigidez, encorsetamiento y limitaciones de la estructura en formato bidimensional, como si estuviéramos leyendo un libro. Un libro contiene información estructurada de forma horizontal y vertical. Es lógico que sea así, por limitaciones del propio formato, pero en páginas web, aplicar la misma filosofía no es precisamente innovador.

La tecnología disponible en el mercado nos permite innovar, personalizar y, efectivamente, realizar proyectos exclusivos en cuanto a la propia estructura del proyecto. Eso significa que nuestros proyectos web pueden ser únicos…mientras que ahora todos los proyectos, en cuanto a su estructura, sean del sector que sean y tengan los contenidos que tengan, son muy parecidos. De hecho, cuando visitamos diferentes páginas web desarrolladas en 2D es como si estuviéramos viendo películas similares…y lo que el espectador quiere son historias nuevas e impactantes.

No debemos confundir entornos 3D con contenidos 3D, principalmente en la comunicación corporativa. Los contenidos 3D los pueden obtener vuestros competidores. Los entornos en 3D son únicos y exclusivos. Son incopiables.

Como es habitual, las empresas que innovan e implementan de forma rápida e inteligente los procesos tecnológicos más adecuados, son las que arañan cuota de mercado a sus competidores y mejor satisfacen a sus diferentes stakeholders.

McCann y JWT se reparten la cuenta de publicidad de Viagra en EuropaAnteriorSigueinteFacebook recurre a MTV para su lavar su imagen

Noticias recomendadas