Tendencias

Si pensaba que ya estaba todo dicho con los millennials, prepárese para la #GenZ

estudio-generacion-zBajo el título de "Generación Z: el último salto generacional", se ha presentado este miércoles 30 de marzo el último estudio elaborado por Atrevia y la Universidad de Deusto, con el objetivo de analizar si las organizaciones se encuentran preparadas para la llegada de los nuevos consumidores y trabajadores.

La llegada de los jóvenes Z (nacidos entre 1994 y 2009) supone un cambio mucho más radical que cuando dimos la bienvenida a los millennials. Nos encontramos ante personas autodidactas, creativas y sobreexpuestas a la información. Unos jóvenes que han crecido con internet desarrollando una personalidad conformada en una sociedad líquida, diversa y en crisis. Vamos a conocer todos los detalles de este estudio presentado por Núria Vilanova, fundadora y directora de Atrevia e Iñaki Ortega, autor y director de Deusto Business School en Madrid.

Entre las principales conclusiones vemos que los miembros de la Generación Z se caracterizan por ser personas con una gran capacidad para trabajar en la red, con culturas diferentes y puestos relacionados con la creatividad y la innovación. Cabe destacar que los profesionales más valorados del futuro no serán aquellos que cuenten con una mayor especialización dentro de un campo concreto sino que serán aquellos que sean polímatas y puedan hibridar conocimientos de áreas diferentes.

Nos encontramos ante la primera generación que se ha educado con internet y ha aprendido a socializarse a través de plataformas como las redes sociales. "Van a suponer un cambio importante en la sociedad, la política y la forma de trabajar ya que han crecido en un mundo digital sin la barrera del online y offline", destaca Vilanova. "Han cambiado el tener por el usar. Quieren disfrutar de las cosas sin necesidad de poseerlas formándose una visión positiva de la realidad", afirma.

"Los definimos con el acrónimo SEIS: singularidad (la irrupción tecnológica y nuevas tecnologías no les son ajenas), emprendedores (debemos cambiar la forma de aproximarnos a ellos y modificar la mentalidad del mercado laboral), irreverencia (se ha relajado el criterio de autoridad de figuras como padres o jefes porque cuestionan todo) y sociales (tienen nuevos valores).

"El informe rompe una lanza a favor de la tecnología. Si somos capaces de ayudarles a comprender y utilizarla, no tenemos que temer nada", aclara Ortega, ante los miedos que muchos exponen ante el alto consumo tecnológico de la Generación Z.

"La digitalización en educación va mucho más allá de tener ordenadores en las aulas. Se trata de ser capaces de fusionarnos con lo que está sucediendo fuera ya que el mercado nos está demandando otro tipo de profesionales".

¿Están preparadas las organizaciones?

Entre las principales preocupaciones de los miembros de la Generación Z destaca el no poder encontrar un empleo acorde con su personalidad, no disponer de oportunidades de crecimiento profesional o no alcanzar las metas en su carrera.

Tienen preferencia por la autonomía dentro del entorno laboral, algo que llevó a muchos millennials a optar por ser emprendedores antes incluso de tener su primer empleo y esto se mantiene en quienes están llamados a ser su relevo.

Un 55% de los adolescentes entrevistados por Universum en 45 países declara su interés por lanzar una startup. Un porcentaje que en España desciende hasta el 39%, aunque no deja de ser relevante.

Vemos que estos jóvenes son consumidores de algunas de las iniciativas nacidas dentro del marco de la economía colaborativa. Un fenómeno que esta generación comprende perfectamente y apoyan por lo que se irán sumando a esta nueva realidad, tanto en calidad de usuarios como emprendedores.

Recordemos que han convertido lo negativo en positivo por lo que las empresas les necesitan para seguir avanzando. Para sacar lo mejor de esta generación "hay que ofrecerles compañías diferentes con un mensaje continuo de flexibilidad y participación cambiando la jerarquía por la participación", recalca Vilanova.

"Se acerca la era pil-pil, es decir, se requiere movimiento constante en el sistema educativo, la cultura, las empresas, el empleo y muchos de los valores que se han quedado anticuados", expresa Ortega.

Ha llegado el momento de cambiar

Relacionado con las oportunidades que brinda este tipo de economía aparece ligado el concepto de gig economy, del que las nuevas generaciones serán protagonistas.

Refleja el paso de un modelo económico donde el trabajo era estable y para un solo empleador a otro en el que se entiende que es temporal, autónomo y para varios empleadores. La Generación Z aparecerá vinculada a más proyectos con un futuro en el que tendrán gran importancia los trabajos autónomos.

“Sus dinámicas de consumo y comportamiento son absolutamente diferentes a las generaciones anteriores”, ha expresado Núria Vilanova. “El entorno digital en el que han forjado su personalidad supone que la reacción en tiempo real cuando interactuamos con ellos sea clave. Tenemos que ser capaces de adaptar los recursos y los sistemas a sus nuevas necesidades: puestos de trabajo, canales de comunicación, modelos de aprendizaje y diálogo”, añade.

“Aquellos que pensaban que con los millennials ya habían cubierto su capacidad de asombro, estaban equivocados y de nuevo tendrán que seguir aprendiendo de los miembros de la Generación Z”, ha señalado Iñaki Ortega.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir