líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Social Media MarketingEl test de Instagram para ocultar los "likes" se le fue de las manos a la red social en las últimas horas

Instagram esconde más "likes" de la cuenta y algunos usuarios entran en pánico

A Instagram se le va la mano con la escoba y esconde "likes" de más bajo el felpudo

En la madrugada del martes al miércoles el pánico se apoderó de no pocos usuarios de Instagram al descubrir que los "likes" se habían esfumado de pronto de la red social. Y resulta que todo fue en realidad un accidente.

¿Sería Instagram un lugar mejor si se zafara de los omnipresentes «likes»? ¿Contribuiría la desaparición de los «me gusta» a mantener en niveles realmente óptimos la salud mental de los usuarios de Instagram? La famosa red social se ha propuesto responder a estas y otras pregunta y ha tomado la determinación de esconder los «likes» como parte de un experimento que puso en marcha en el verano de 2019. Sin embargo, el experimento de marras se le ha ido de las manos a Instagram en el transcurso de las últimas horas.

En la madrugada del martes al miércoles el pánico se apoderó de no pocos usuarios de Instagram al descubrir que los «likes» se habían esfumado de pronto de la red social. Y resulta que todo fue en realidad un accidente (afortunadamente para los usuarios más consternados por la desaparición de los «me gusta»). Instagram terminó reconociendo que su test se había expandido de manera accidental a más usuarios de la cuenta.

De repente algunos usuarios que no formaban parte de este test se quedaron compuestos y sin «likes». Y ante la magnitud del «drama», Adam Mosseri, jefe de Instagram, se vio obligado a salir a la palestra y pedir disculpas de manera pública en Twitter el pasado miércoles.

Desde el verano de 2019 Instagram está involucrado en un experimento para esconder los «likes» de las publicaciones de otros usuarios. El objetivo del test es demostrar si los usuarios de la red social se muestran o no más cómodos en Instagram sin que los «me gusta» sean visibles públicamente.

«Queremos evitar que los usuarios se enfoquen en exceso a la competición los unos con los otros», señaló en su momento Mosseri. «Nuestra intención es que Instagram sea un lugar donde las personas pueden conectar con quienes son importantes para ellas», recaló.

¿Redundará la desaparición de los «likes» en una mejora en la salud mental de los usuarios de Instagram¿

De todos modos, los «likes» no se han esfumado del todo en el experimento emprendido por Instagram. Los «me gusta» siguen siendo visibles en los posts del propio usuario, que puede también seguir haciendo «like» en publicaciones ajenas. En el test de Instagram solo son invisibles en realidad los «me gusta» acumulados por los posts de otros usuarios.

El experimento de Instagram se inició en Canadá y se expandió más tarde a Irlanda, Italia, Japón, Brasil, Australia y Nueva Zelanda. Actualmente el test se está llevando a cabo de manera global.

A Instagram, que Facebook compró en 2012, se le ha echado en cara a menudo que lacera la salud mental de sus usuarios, que llegan a obsesionarse en no pocas ocasiones con los «likes» (los cuales son a ojos de muchos un signo de aprobación social).

Entre los influencers el experimento de Instagram fue controvertido desde el principio. Al fin y al cabo, los «likes» son para muchos prescriptores una suerte de moneda para poner en valor su alcance y hacerse así más atractivos de cara a las marcas. Instagram se ha comprometido, en todo caso, a buscar una solución alternativa para ellos.

Los «likes» están asimismo en la picota porque son relativamente fáciles de manipular y pueden en realidad comprarse fácilmente con sumas no demasiado abultadas de dinero.

El "poder de lo negativo": Marcos de Quinto habla sobre las campañas de desprestigio y la ley publicitariaAnteriorSigueinte"Tres nuevas 'P' se añaden a las tradicionales 'P' del marketing: Persuasión+Precisión=Performance", D. Coral (BBDO&Proximity)

Noticias recomendadas